Un hospital se niega a tratar a una niña de 12 años porque su madre trabaja como enfermera en primera línea

Lejos quedarán los días en los que la sociedad no hacía otra cosa que agradecer a los profesionales sanitarios por arriesgar sus vidas y exponerse al virus día a día. Ahora, un último suceso sobre una madre a la que se e negó la asistencia médica de su hija (precisamente por estar en primera línea en la lucha contra la Covid-19), demuestra lo efímero que ha sido para muchos ese reconocimiento.

Los hechos han sucedido en un pueblo de Reino Unido, donde Tracy Shenton, una enfermera de 48 años, llevó a su hija de 12 al hospital, donde le negaron la asistencia por el trabajar en todos los días con pacientes con Covid.

Según cuentan medios locales, Shenton había pedido cita con el médico de cabecera de su hija con anterioridad, pero al llegar al hospital le dijeron que la niña no podía ser vista porque su madre había estado en contacto con pacientes contagiados de coronavirus.A pesar de que la sanitaria destacó que nß necesarios a la hora de trabajar, siguieron negándose a asistir a su hija.

"Esperamos en el coche durante unos 15 minutos y luego me llamaron por teléfono y me dijeron que no podrían ver a mi hija porque había estado en contacto con pacientes de Covid", explicó indignada la mujer a un medio inglés. "El hecho de que no pudiera ser vista por mi trabajo me hizo sentir culpable", confesó.

Tras quejarse públicamente, Shenton recibió las disculpas del hospital, justificando que "tenemos procesos en marcha para la selección de pacientes, pero los mantenemos en constante revisión para que continuemos mejorando las cosas y proporcionar un servicio de calidad y seguro para todos los pacientes". Asimismo, aseguraron que han advertido a sus profesionales de recepción "para que este escenario no se repita", y reconocen querer disculparse "personalmente" por la "mala experiencia que recibió ese día".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.