Inclusión financiera: qué hacer para que las finanzas lleguen a todos en un mundo digital

Los bancos están inmersos en un proceso imparable de adaptación a un mundo que ya es digital y lo será más todavía en el futuro. Internet le quita protagonismo a la oficina bancaria, proliferan los activos financieros online y las preocupaciones por la ciberseguridad van al alza. En este proceso, colectivos como las personas mayores o la España despoblada se ven en riesgo de quedarse atrás en la carrera hacia la digitalización.

Para que esto no suceda, la banca y las instituciones educativas especializadas en finanzas trabajan en iniciativas para atajar los riesgos de exclusión financiera. Destacados representantes del sector discutieron estas ideas en un foro temático organizado recientemente por 20minutos y patrocinado por Banco Santander.

En la discusión intervinieron Marta Aisa, directora de Banca Responsable y Sostenibilidad de Santander España; José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB); Enrique Alberola, coordinador del Grupo de Exclusión Financiera del Banco de España; Patricia García Sánchez de la Barrera, directora del Máster en Dirección Financiera de ESIC Business School y Joaquín Danvila, jefe de Desarrollo Digital del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB). El encuentro estuvo moderado por Jesús Morales, director adjunto de 20minutos.

Para Marta Aisa, directiva de Santander España, hablar de exclusión financiera no es hablar de colectivos, sino de "identificar la vulnerabilidad financiera donde la hay". Cuando se detecta una brecha, ya sea por razones de coyuntura vital o de educación, se desarrollan programas específicos para colectivos como mayores, personas con discapacidad o emprendedores. "En ocasiones hablamos de colectivos cuando tenemos que hablar de las personas", apunta, por su parte, Martínez Campuzano. "Cada vez son más los mayores que ven un beneficio tremendo en la digitalización. Hay gente mayor que utiliza Bizum", agrega. "La exclusión no es solo de conocimiento, muchas veces es de acceso", añade Joaquín Danvila, del IEB.

¿Qué se puede hacer entonces para que nadie se quede atrás? Aisa da tres claves: acceso, financiación y, sobre todo, educación financiera. Un punto, este último, al que los ponentes dan gran importancia. La formación, explica Aisa, "reduce las tasas de morosidad, los riesgos y previene el sobreendeudamiento". "Los temas de dinero dan miedo", destaca Alberola, representante del Banco de España en el foro. Una desconfianza que se agrava cuando las personas mayores se enfrentan a los canales digitales, agrega. "Hay que romper el tabú de no hablar de dinero", coincide Martínez Campuzano. El portavoz de la AEB pone en valor los protocolos de inclusión que las entidades financieras han firmado con el Ministerio de Economía, centrados en los mayores y las zonas despobladas.

Desde las instituciones educativas, Patricia García y Joaquín Danvila inciden en la importancia de que la población esté formada para saber cómo gestionar su dinero. "Estamos perdiendo un montón de inversión porque nuestra población no tiene educación financiera suficiente y no maneja bien sus ahorros", sostiene Patricia García, de ESIC Business School.

"Hace falta meter la educación financiera en los currículos educativos", incide Joaquín Danvila, del IEB. "Nuestros hijos y sobrinos están recibiendo información divulgativa sobre inversión en TikTok o YouTube, pero no sobre cómo planificar su hipoteca y probablemente acaben teniendo una", agrega. Desde el Banco de España, Enrique Alberola coincide en que todavía hay mucho por hacer. "El 81% de los españoles no tienen un nivel adecuado de competencias financieras".

El reto de la España rural

Uno de los vectores más claros de exclusión financiera es la España despoblada, donde el reto de la digitalización es especialmente acusado por la falta de recursos. ¿Cómo asegurar que las zonas rurales reciben servicios financieros básicos como el acceso al efectivo cuando la tendencia es, precisamente, a reducir el número de oficinas? Desde Banco Santander, Marta Aisa destaca algunas iniciativas adoptadas en los últimos años. "Hemos trabajado activamente en los últimos años. Fuimos pioneros en firmar acuerdo con Correos para tener acceso al efectivo a través de las oficinas de Correos y los carteros", recuerda.

"La banca es el único sector que gana presencia en el mundo rural. Contrarresta la tendencia de que los servicios se reducen", valora, por su parte, Enrique Alberola, del Banco de España quien, no obstante, cree que hará falta tiempo para que las personas en las zonas rurales empiecen a ver los resultados. "Se están dando soluciones viables. Hay opciones, hay que explicarlas y darlas a conocer. Más del 92% de municipios de más de 500 habitantes que antes no tenían acceso a servicios financieros ahora sí lo tienen", apunta Martínez Campuzano, de la AEB.

Más allá de las grandes bolsas de exclusión financiera, los ponentes coinciden en que el margen que tienen las familias españolas para sacarle más partido a sus ahorros es todavía muy grande. "Los productos de inversión dan pereza y ahí hay un recorrido importante. En vez de dejar tus ahorros dormidos en un depósito, puedes ponerlos a trabajar", sostiene Patricia García. La complejidad de algunos productos y los recelos de algunos sectores de la sociedad disuaden a muchas familias de lanzarse a la inversión. Martínez Campuzano, de la AEB, da algunos consejos para hacerlo con seguridad. "Buena educación financiera, buen asesoramiento y dejarse de amigos y recomendaciones en redes que pueden llevar a decisiones equivocadas", concluye.

Marta Aisa: "Fuimos la primera entidad en dar acceso a las finanzas en todo el territorio gracias a los carteros"

Las estadísticas reflejan que el 95% de los españoles tiene una cuenta bancaria. Sin embargo, el acceso a los servicios financieros se puede complicar para algunos colectivos como los mayores o la España rural. Para que las personas de más edad no se queden atrás, Banco Santander trabaja en dos frentes: ayudarles en la digitalización con soluciones adaptadas y facilitar el acceso a los servicios presenciales con horarios de atención más amplios y embajadores sénior.

En cuanto a la España más despoblada, se han buscado soluciones para que nadie se quede sin acceso a su dinero. Los clientes de la entidad pueden acceder a efectivo en 4.600 oficinas de Correos en pequeños municipios en los que el banco no tiene presencia física.

"Este año hemos querido dar un paso más allá en ese acuerdo justo en esta línea y hemos anunciado que somos la primera entidad financiera en España en proporcionar acceso al 100% del territorio con una solución no digital a través de los carteros", traslada Marta Aisa, directora de Banca Responsable y Sostenibilidad de Santander España. La entidad se ha propuesto lograr la inclusión financiera de cinco millones de personas entre 2023 y 2025

José Luis Martínez Campuzano: "Más de 6,5 millones de mayores se han beneficiado de la ampliación de horarios de caja"

Hace poco más de dos años, un jubilado saltó a la palestra mediática por reivindicar un mejor trato de la banca a los mayores. Se llamaba Carlos San Juan y logró reunir más de 600.000 firmas para reclamar a los bancos una mejor atención presencial a los mayores. El Gobierno y la banca tomaron nota y firmaron el Protocolo Estratégico para Reforzar el Compromiso Social y Sostenible de la Banca.

Transcurridos dos años desde la puesta en marcha de estas medidas, en la Asociación Española de Banca(AEB) hacen balance de su funcionamiento. "Más de 6,5 millones de mayores se han beneficiado de la ampliación de horarios de caja, 2,4 millones de mayores están utilizando de forma gratuita el teléfono de atención directa y más del 92% de los cajeros se han adaptado a las personas mayores", resume José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la AEB.

La asociación formó el año pasado a más de 600.000 mayores en actividades de capacitación, recuerda. Asimismo, en más del 90% de municipios de más de 500 habitantes donde no existía acceso presencial a los servicios financieros en 2022 "ya lo tienen o están a punto de tenerlo".

Enrique Alberola: "Los mayores no son nativos digitales y necesitan formación para manejarse con confianza"

El Banco de España, el organismo supervisor de las entidades financieras del país, también impulsa iniciativas para luchar contra la exclusión financiera. Y, sobre todo, monitoriza los esfuerzos que llevan a cabo el resto de entidades. El año pasado el supervisor publicó un documento repasando las iniciativas que se han adaptado en toda Europa.

Por lo pronto, el coordinador del Grupo de Exclusión Financiera del organismo, Enrique Alberola, reconoce que se ha hecho un esfuerzo importante. "En el supervisor reconocemos el esfuerzo, de hecho, lo seguimos y dialogamos con los bancos. Quizá lo que falta aún es evaluar los resultados de esos esfuerzos. Nos gustaría participar en esa evaluación", señala.

Alberola es consciente también de la importancia de capacitar a la población de edades más avanzadas, que no se ha desarrollado con las tecnologías digitales y a menudo las siente ajenas. "La gente mayor no es nativa digital y necesita formación para poder manejarse con confianza en el ámbito financiero, no solo de los pueblos, sino también de las ciudades. Por eso, los bancos creo que también tienen una tarea que cumplir ahí", apunta.

Patricia García Sánchez de la Barrera: "Hay que actuar en educación financiera y mejorar el acceso a efectivo y créditos"

El sector financiero coincide en que formar a las personas en riesgo de exclusión es un paso fundamental para que la digitalización sea plenamente inclusiva. En este punto, los colegios, las universidades y las escuelas de negocios juegan un papel muy destacado. Para Patricia García Sánchez de la Barrera, directora del Máster en Dirección Financiera de ESIC Business School, la receta del éxito se estructura en tres pilares.

"Uno es la educación financiera, el segundo es facilitar el acceso a puntos de gestión de efectivo y el tercero favorecer, sobre todo a las personas más vulnerables, el acceso al crédito y a productos de inversión". La propia escuela de negocios apadrina iniciativas solidarias de inclusión financiera como la que lleva a cabo la Fundación Orbayu para conceder microcréditos a tipos de interés cero para personas vulnerables.

Desde ESIC aplauden el trabajo de instituciones como el Banco de España y laCNMV en materia de inclusión financiera o iniciativas como las que han puesto en marcha algunas entidades financieras para que se pueda retirar efectivo en lugares como estancos o administraciones de lotería.

Joaquín Danvila: "Es fundamental formar a los jóvenes en edades tempranas para que salgan al mundo con conocimientos financieros"

La formación financiera en España deja bastante que desear. Una encuesta reciente del Banco de España refleja que el 81% de los españoles no fueron capaces de contestar correctamente a tres preguntas muy básicas sobre finanzas.

La clave para revertir esta situación, sostiene Joaquín Danvila, jefe de Desarrollo Digital del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), es empezar a formar a la población desde la edad escolar. "Nosotros visitamos cerca de 500 colegios cada año, donde lo que hacemos es un poco plantar la semilla. Formar a los chicos desde edades muy tempranas para que salgan al mundo bancario, económico, financiero… con ciertos conocimientos. Eso es fundamental", señala.

Respecto a la inclusión financiera de las personas que ya están en edad de relacionarse con los bancos, Danvila cree que las entidades financieras deben dar servicio "sabiendo quién es su cliente, adaptándose desde el punto de vista del fondo, pero también desde el punto de vista de la forma" a las necesidades que presenta cada caso.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.