Incorregible Dembélé: llegó al Camp Nou dos minutos antes del arranque del Barça-Betis

SPORTYOU

Ousmane Dembélé

Ousmane Dembélé está en el centro de la polémica en el Barcelona. Su última muestra de desidia e indisciplina la protagonizó en un partido en el que no estaba ni convocado, el Barcelona-Betis.

Dembélé entró en el Camp Nou cuando faltaban sólo dos minutos para que Mateu Lahoz pitase el inicio del encuentro. Se quedó viendo los primeros instantes del partido en el vestuario por televisión antes de irse a su localidad, cercana al banquillo culé.

El delantero francés, como todos los futbolistas de la primera plantilla blaugrana, está obligado a asistir a todos los encuentros que el equipo dispute en el Camp Nou, aunque no forme parte de la convocatoria. Normalmente, los futbolistas se encuentran en el mismo estadio, pero esta vez Dembélé apuró mucho... hasta el punto de que estuvo a punto de perderse el arranque del encuentro.

La costumbre en el equipo culé es que todos los jugadores, convocados o no, asistan a la charla previa del técnico para hacer piña y mostrar su apoyo al resto de la plantilla. Sin embargo, un Dembélé cada vez más cuestionado prefirió no hacerlo, una muestra más de su serio problema de impuntualidad.

La situación es muy tensa entre el Barcelona y el futbolista. Guillermo Amor, director de relaciones institucionales  del club, avisó: "Todos los profesionales siempre tienen que dar un paso al frente, vivir su profesión y trabajar cada día para jugar. En el Barcelona tú tienes que demostrarlo cada día. En los partidos y en los entrenamientos. Hay muchos jugadores y todos son buenos como para decir me gusta más esta posición o la otra. Hay que jugar donde te digan, los minutos que sean y cuando no juegas aguantar y tener la paciencia suficiente para esperar tu oportunidad y estar preparado para cuando te llegue. Eso es trabajo de todos. La mayoría de jugadores y de profesionales suelen y solíamos hacer eso".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.