Qué es el Internet Cuántico: la teletransportación traerá una "reducción drástica en el número de ciberataques"

Hay multitud de investigaciones abiertas desde hace años que estudian la manera de sustituir el Internet tradicional por uno cuántico, que convertirían la navegación en algo más seguro. Una de ellas es la liderada por Ronald Hanson, físico del laboratorio QuTech, de la Universidad de Delft (Holanda), que ha conseguido teletransportar información cuántica sin conexión directa entre emisor y receptor.

Para la comunicación cuántica, nuestro trabajo muestra cómo se puede usar la teletransportación en un entorno de red real, con nodos que no tienen conexión directa”, considera el autor principal del estudio. Según él, “la teletransportación será la principal forma de transferir información cuántica a grandes distancias, por lo que su investigación marca un avance crucial para el futuro de Internet.

Maximiliano Fernández, profesor en el área de Inteligencia Artificial y Data Science del Centro Universitario U-Tad, explica para 20BITS las características del “desafortunadamente” todavía teórico Internet cuántico: “El Internet cuántico es una red que utiliza dispositivos y protocolos cuánticos para intercambiar información estrictamente con base en las leyes de la mecánica cuántica”.

Las principales diferencias entre el Internet cuántico y el que usamos actualmente es la “altísima seguridad” que ofrece el primero con respecto al segundo, según Fernández. Además, el experto asegura que “tanto la velocidad de intercambio de la información como el gran volumen de intercambio a grandes distancias” son también bastante “impresionantes en términos de disrupción tecnológica”.

¿Cómo funcionaría el Internet cuántico?

Este Internet del futuro se basa en las leyes de la mecánica cuántica que, según Fernández, “permiten la existencia de fenómenos como la teletransportación cuántica” que estudia Hanson. El experto entrevistado por 20BITS destaca que investigaciones como la del físico hacen posible que se pueda transmitir información “de un nodo de una red cuántica a otro nodo más alejado, de forma inmediata y sin pérdidas de información”, prescindiendo de la necesidad de un canal físico como la fibra óptica, por ejemplo.

El profesor de IA y Data Science dice que el estudio es “el primer paso crítico en la dirección correcta”: “La técnica ha sido demostrada con una aplicación práctica y que abre muchas posibilidades extraordinarias en términos de seguridad y de transmitir información más rápido que la velocidad de la luz”.

Adán Cabello, físico de la Universidad de Sevilla, decía para El País el pasado miércoles 25 de mayo, que todavía es muy pronto para hablar de Internet cuántico, pero que el experimento de Hanson era importante para llegar a él.

¿Desde cuándo se estudia la teletransportación cuántica?

Fernández comenta que el término se acuñó “a principios de la década de los 90 por el físico americano Charles Bennet”. No obstante, la primera vez que se logró aplicar dicha teoría exitosamente fue en 1997.

Este año, gracias a Hanson, se ha podido aplicar el proceso “en el contexto de una red rudimentaria de 3 nodos”.

Los ciberataques se reducirían con el Internet cuántico

Gracias a eliminar el canal físico para transmitir los datos y teletransportarlos “usando un estado de entrelazamiento cuántico”, Fernández señala para 20BITS que no sería posible “'pinchar' la línea o cable que transmite dicha información”.

De esa manera, las vulnerabilidades del sistema en su conjunto se reducirían a la protección apropiada de los nodos de la red, que serían los únicos puntos con cierta vulnerabilidad –apunta el experto-. Además, la encriptación cuántica la conferiría a este tipo de redes una capa adicional de robusta protección”.

Los nodos seguros y los dispositivos de almacenamiento de la información todavía serían hipotéticamente vulnerables a ciertos tipos de ataques", afirma. Por lo tanto, Fernández considera que no se podría asegurar la eliminación completa de los ciberataques. Sin embargo, sí que se podría hablar de “una reducción drástica en el número”.

El Internet cuántico, todavía en pañales

El experto comenta que aún quedan muchos años para que el Internet cuántico dé su salto definitivo: “Todavía estamos dando pasos de bebé en la dirección correcta”.

A pesar de ello, se muestra positivo: “Lo importante es saber que la teletransportación cuántica en una red es ahora una realidad tangible para la humanidad”. Fernández considera que su avance depende en gran parte de las inversiones que hagan las empresas y los gobiernos para que se convierta en un “producto masivo y al alcance de todos”.

Además de la teletransportación, los expertos tienen que seguir investigando para contar con “dispositivos y protocolos funcionales y confiables que sean replicables y escalables para alcanzar un crecimiento exponencial”.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.