Jordan Díaz, la nueva esperanza del atletismo español que llegó de Cuba y vuela hacia la revolución del triple salto

El nuevo récord de España de triple salto firmado por Jordan Díaz (La Habana, 2001) es sólo la última de las baldosas amarillas puestas hasta la fecha por el atleta en lo que está siendo un camino espectacular hacia el estrellato. Su futuro es brillante, pero además es inmediato.

La historia de Jordan Díaz comenzó allá por 2017. El joven atleta disputó el Campeonato Mundial de Atletismo Sub-18 y sorprendió a propios y extraños llevándose el oro. Eran categorías 'inferiores', pero Jordan ya había puesto su nombre en el mapa. A partir de entonces sería el centro de atención cada vez que saltase y no se arrugó.

En el Campeonato Mundial de Atletismo Sub-20 de 2018 volvió a coronarse y se sentó de nuevo en el trono del triple salto. Además, Díaz subió el nivel y firmó un nuevo récord del campeonato con 17.15 y consiguió también el oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Más de uno tenía curiosidad por ver cómo funcionaría Jordan Díaz en categoría absoluta, y el cubano no defraudó en los Juegos Panamericanos de 2019. Se fue hasta los 17.38 y ese mismo años firmó su mejor marca de 17.49. No había duda de que estábamos hablando de una auténtica realidad del atletismo.

Sin embargo, el punto de inflexión de su carrera llegó en 2021 cuando, aprovechando un campeonato disputado en Castellón, Jordan Díaz desertó de Cuba. Lo hizo en el aeropuerto de Valencia, donde la delegación cubana debía embarcar camino de Oslo para participar en la Golden League. El joven cogió su pasaporte y se escapó de las autoridades para marcharse a Zaragoza, donde se refugió en casa de su tío.

Fue entonces cuando contactó con una vieja conocida, la saltadora Ana Peleteiro. Ella le ayudó a empezar de cero en España y le puso en contacto con su mánager, Alberto Suárez, para que pudiera empezar con todo el proceso de nacionalización.

Cuando Peleteiro informó del caso de Jordan a José Manuel Franco, presidente del CSD, todo el proceso de nacionalización se aceleró más todavía. El joven se puso a las órdenes de Iván Pedroso en Guadalajara y paso a formar parte de una pléyade de estrellas saltadoras como la propia Peleteiro, Yulimar Rojas (oro en Tokio y récord mundial), Fátima Diamé, Tessy Ebosele o Alexis Copell.

La situación del saltador le impidió ir a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde era favorito al oro, pero significó la primera piedra de un nuevo proyecto que a día de hoy ya da frutos.

Jordan Díaz consiguió la nacionalidad española en 2022, aunque no será hasta 2023 cuando pueda representar a su nuevo país en competiciones internacionales. Mientras tanto, el joven sigue firmando récords. Sin ir más lejos, a los pocos días de tener la nacionalidad fijó el récord de España en 17.27.

Fue sólo el inicio de un no parar de mejores marcas nacionales. Batió el récord de España en dos ocasiones más antes de pulverizarla en otra vez más en la final de los Campeonatos de España de Atletismo. Lo hizo en el primer intento, con 17.87 que es ya la mejor marca del año.

"Me encontré muy bien y conseguí una marca que ni pensaba, por lo que estoy muy feliz, ya que también es mejor marca mundial del año y me da muchas esperanzas para el futuro", declaró el saltador tras su última gesta.

Sólo se puede mirar con ilusión a 2023. El Campeonato Mundial de Atletismo de Budapest está ya marcado en rojo en el calendario de un Jordan que podrá representar finalmente a España y será uno de los grandes para hacer sonar el himno de su país en triple salto.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.