Juan Luis Guerra crea una gran fiesta de merengue, salsa y bachata en el WiZink Center de Madrid

Después de un largo tiempo sin visitar España, el cantautor dominicano Juan Luis Guerra está haciendo un regreso triunfal. Este martes, hizo vibrar a un repleto WiZink Center de Madrid, acogiendo a varias generaciones de fanáticos que abarrotaron el recinto para disfrutar una velada inolvidable llena de bachata, salsa y merengue.

Minutos antes de que comenzara el concierto, la selección española empató a la selección francesa en la semifinal de la Eurocopa, y el estadio entero resonó con gritos de euforia. Este sentimiento se transformó en pura emoción cuando el artista apareció en el escenario, arrancando aplausos y lágrimas de alegría entre los asistentes.

"¡Buenas noches, Madrid! Gracias por el cariño de siempre y disfruten mucho de esta noche entre mar y palmeras", saludó a todos sus fans. Sin perder un solo segundo de la noche siguió con su éxito La travesía, que puso en a bailar a todo el concierto.

El cantautor estuvo acompañado de su gran banda de músicos, 4.40, quienes demostraron un talento excepcional en cada interpretación y convirtieron el escenario en un gran espectáculo vibrante lleno de ritmos y melodías. En su tour Entre mar y palmeras, no faltaron sus grandes éxitos como Frío frío, Bachata en Fukuoka, El Niágara en bicicleta, que pusieron el toque romántico a la noche.

Durante la velada, el cantante compartió una de sus composiciones más personales: "Esta canción se la compuse a Jesús, rey de reyes, que para él no hay nada imposible". De esta forma, se produjo una mezcla de fe y música que conmovió a todos los presentes.

Ya había pasado más de la mitad del concierto cuando Juan Luis Guerra salió al escenario con la bandera de España para dar una gran noticia: "España acaba de ganar 2-1". Este gesto despertó una oleada de patriotismo entre los asistente que no dudaron en gritar: "Campeones, campeones".

Al llegar el final del concierto, Guerra se despidió con un sencillo: "Gracias, buenas noches". Pero los asistentes tenían ganas de más fiesta, y el clamor de sus fans lo trajo de vuelta para cantar otro de sus grandes éxitos, Bachata Rosa, y finalizó con la canción La bilirrubina, que todo el público coreó.

Después de dos horas llenas de baile, el concierto terminó con un vídeo que mostraba a todas y cada una de las personas que formaron parte de este increíble show, de esta forma el artista quiso agradecer a todas las personas que hicieron posible este concierto.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.