Melilla pide al Gobierno central que valore declarar el confinamiento domiciliario en la ciudad autónoma

El presidente de Melilla, Eduardo de Castro, ha pedido este sábado al Gobierno central que valore un confinamiento domiciliario en la ciudad autónoma y que también se estudie suspender la docencia presencial, ante la elevada incidencia del coronavirus en la región.

Además, ha solicitado tanto al Ministerio de Sanidad, como al de Defensa, un buque hospital y agilizar el de campaña, También ha urgido a abordar medidas para el transporte.

Esta petición por carta por parte del presidente de la ciudad autónoma al Ejecutivo se produce un día después de que un grupo numeroso de jóvenes haya apedreado la pasada noche a las patrullas de la Policía Local y Policía Nacional.

Durante las horas de toque de queda, los agentes acudieron al barrio de la Cañada de Hidum para cerrar dos quioscos abiertos en horas de confinamiento nocturno y disolver a las personas que se hallaban alrededor de los mismos, sin guardar la correspondiente distancia de seguridad e incumpliendo la restricción de circulación por la vía pública.

Según ha informado este sábado un portavoz de la Policía Local, los hechos ocurrieron en la calle de la Vía Láctea cruce con plaza de la Mezquita, cuando llegaron a la altura de dos quioscos de comida y chucherías, "abiertos fuera del horario establecido y en los que había una gran aglomeración de jóvenes".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.