Microsoft reflota su centro de datos submarino: en dos años ha fallado una octava parte que los de tierra

Este verano la empresa tecnológica Microsoft ha hecho subir a la superficie su 'datacenter' submarino, un centro de datos que ha pasado dos años bajo aguas escocesas, frente a las islas Orcadas.

Después de esta experiencia la compañía ha confirmado que el proyecto es "una alternativa viable que permitiría reducir consumo en refrigeración de estos grandes equipos de servidores", cada vez más demandados, así como "restar impacto en el medio ambiente".

En 2018, Microsoft llevó a cabo el hundimiento de un gran cilindro 'datacenter' con 864 servidores en su interior en la costa de Orkney, en el extremo norte de Reino Unido. El objetivo de esta misión, dentro del proyecto Natick, era buscar alternativas para reducir el recalentamiento que sufren los centros de datos o servidores. Las profundidades marinas parecían un entorno lo suficientemente frío para hacer el experimento.

Tras los primeros análisis del contenedor, por parte de la multinacional estadounidense Redmond, la primera conclusión es que el cilindro lleno de servidores tuvo menor tasa de daños y averías que un centro de datos convencional. De hecho, según los resultados, estos 'datacenter' no solo funcionan, sino que son ocho veces más fiables que sus equivalentes en tierra.

"Tengo un modelo económico que dice que si pierdo un número de servidores por unidad de tiempo, estaré, como mínimo, al mismo nivel que las instalaciones en tierra", explica en una nota de prensa Ben Cutler, gerente de proyectos de la unidad de Special Projects de Microsoft.

La combinación de red eléctrica sostenible y los centros de datos submarinos, que se refrigeran mejor con la temperatura del agua, hace que el impacto en emisiones de estas infraestructuras sea mucho menor.

Según informa EFE, un informe de Climate Home News consideraba en 2018 que el aumento en el uso de los centros de datos o 'datacenters', base de la nube y de los servicios de streaming, serán responsables del 3,5% de las emisiones de gases de efecto invernadero a finales de la década de 2020.

Microsoft asegura que la viabilidad de los centros de datos submarinos es ya una alternativa seria para la nube de Microsoft, Azure, y para "servir a clientes que necesitan desplegar y operar de manera táctica y crítica con centros de datos en cualquier parte del mundo".

El siguiente paso será probar si varios centros de datos submarinos conectados entre sí operan con similar fiabilidad y pueden elevar la capacidad de procesamiento.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.