El 'milagro' de Murcia, la región más azotada por la sequía pero en la que siguen sin vivir restricciones de agua: "Es un caso de éxito"

La sequía asola España, especialmente en las comunidades mediterráneas. Desde Cataluña hasta Andalucía, numerosos municipios y millones de habitantes han convivido con restricciones en el consumo de agua, pero, del litoral mediterráneo, Murcia, una de las comunidades más áridas de España, parece alejarse de todas las medidas destinadas a controlar su escasez. Y eso a pesar de que los embalses que se encuentran en su territorio se sitúan también en niveles preocupantes.

La región pertenece concretamente a la cuenca del Segura, una de las 16 áreas en las que se divide la Península en cuanto a gestión hídrica. Sus niveles de agua embalsada, que descienden semana a semana, se encuentran ya en esta época del año en torno al 20%, cerca, por ejemplo, del 16% con el que se decretó el estado de emergencia por sequía en toda Barcelona y su área metropolitana. Una cifras que, además, palidecen en comparación con las de años anteriores. En 2023, la reserva de esta cuenca se encontraba en esta misma época del año en torno al 35% y, respecto a la última década, la media refleja que lo normal en este periodo de verano es que se encuentre en una cifra todavía mayor, del 42% de su capacidad total.

Son, así, números alarmantes, pero lo cierto es que el territorio murciano se encuentra fuera de toda restricción, tal y como detallan los expertos que hablan incluso del 'milagro murciano'. "Es un caso de éxito total", afirma a 20minutos la experta en recursos hídricos y docente del grado de Geografía en la Universidad de Murcia Encarna Gil, quien aclara que la situación se debe a la gran inversión que se ha hecho desde siempre en desaladoras y en depuradoras de aguas residuales.

"Nosotros estamos en sequía siempre", asegura sobre los niveles hídricos a los que se enfrenta este territorio: "El sureste de España es la parte de la Península con más aridez, solo similar a una parte de León y a otra de la depresión del Ebro. Pero con una diferencia, nosotros tenemos menos lluvias".

Como explica, la región murciana se encuentra en una situación en la que de forma natural no llegan los frentes polares y las precipitaciones son muy escasas y vinculadas a las depresiones en altura. Además, estas lluvias son muy irregulares, con una media de tan solo 300 milímetros al año y un periodo seco que llega a durar hasta 10 meses del año: "Tenemos un clima mediterráneo donde lo normal dentro de él es vivir una sequía estival, pero nosotros tenemos un caso extremo. Debería llover en otoño, en primavera y en invierno, pero una característica de nuestro territorio es que no es así".

Por todo ello, al no obtener agua, Gil asegura que la solución ha sido construir infraestructuras para lograr el mayor aprovechamiento de la misma. "Nuestra utilización del agua es muy superior a la que tenemos de forma natural y hemos estado mucho tiempo sin recibirla porque no había agua en los embalses, ¿cómo lo hemos superado siempre y sin restricciones? Por el agua desalada y las depuradoras".

Murcia, a la cabeza en regeneración del agua

Según los datos que maneja la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamientos, Murcia es, de hecho, el territorio español donde más se regenera y se reutiliza el agua, con cifras superiores al 90% del agua en circulación. Le sigue Alicante, con más del 65%. En cambio, territorios como Madrid o Cataluña lo hacen en niveles muy inferiores y, a nivel nacional, este número tan solo llega hasta el 8,1%. En Europa, al 5%.

"En Murcia depuramos incluso por encima de lo que exige Europa y a ese agua se añaden las dotaciones del Trasvase Tajo-Segura y las aguas subterráneas. Claro que Murcia es un caso de éxito porque estamos reutilizando casi el 100% de las aguas. Estamos reutilizándolo todo y eso reactiva la economía circular del agua", asevera Gil.

Los datos de la Entidad de Saneamiento y Depuración de Murcia (ESAMUR), un organismo público dedicado a gestionar el agua en la región, vienen a confirmar lo mismo. De acuerdo con esta entidad, existen hasta cien depuradoras en el territorio y estas llegan a generar hasta 121 hectómetros cúbicos de agua al año, un volumen que supone, por ejemplo, cuadruplicar el consumo anual de toda la población de la ciudad de Murcia.

"Claro que Murcia es un caso de éxito porque estamos reutilizando casi el 100% de las aguas. Estamos reutilizándolo todo y eso reactiva la economía circular del agua"

En cuanto a desaladoras, Murcia es, detrás de Canarias, la comunidad con mayor número de plantas. Además, en el sureste se encuentra la segunda desaladora con mayor capacidad de producción de España. Se trata de la de Águilas Guadalentín, con una capacidad de hasta 70 hectómetros cúbicos al año. Unos hechos que confrontan por ejemplo con la situación de Cataluña, donde se tuvo que decretar la situación por sequía, y que cuenta tan solo con tres plantas.

"¿Llegaremos en Murcia a la situación de Cataluña en cuanto a restricciones? La respuesta es no", asevera rotundamente Gil, quien reincide en la importancia del número de construcciones instaladas desde los años 80 en Murcia para gestionar el agua: "Por las precipitaciones estaríamos igual que Cataluña, pero tenemos infraestructuras que ahí no tienen".

Un gran uso del riego por goteo

Además de utilizar una gran parte del agua proveniente de las aguas residuales y de las desaladoras, hay otra gran característica que define a la región. Su agricultura, actividad que consume un gran volumen de agua, está enormemente digitalizada y dominada por el regadío por goteo, una de las técnicas con las que más agua se ahorra. Según el Instituto Murciano de Investigación y Desarrollo Agrario y Medioambiental, esta técnica se utiliza de hecho en el 90% de las plantaciones agrícolas del territorio, una número destacado por el que el total del resto del país llega a tan solo el 16%.

"Lo hacemos desde hace tiempo y el esfuerzo que se ha hecho es enorme. Hay empresas que empezaron a generar material de riego aquí y han acabado extendiéndose por otros países. El problema es que esto no se conoce fuera. No hemos sabido decir lo que estamos haciendo con el agua y todo lo que generamos", expone la experta en recursos hídricos: "La realidad es que en España nadie supera esa técnica de regadío y ese aprovechamiento del agua".

Todas estas características, sin embargo, no implican que la sequía, como a todos los territorios, no haya afectado de lleno también a Murcia, pero sí que la realidad es que empezaron a prepararse para ello "tres décadas antes". Pese a todo, Gil reconoce que la clave de cara al futuro es seguir ahorrando agua y seguir invirtiendo: "También se debe investigar en distintos tipos de cultivo, hay que buscar nuevas variedades que necesiten menos agua. Ese es el camino".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.