El Mobile más descafeinado: todo lo que nos vamos a perder en la que solía ser la fiesta grande de los fabricantes

El Mobile World Congress (MWC) vuelve a abrir sus puertas el próximo lunes en la que seguro será su edición más light: la mayoría de las grandes marcas del mercado han ido anunciando que habrá que ponerles falta en la feria, casi todas ellas alegando motivos de seguridad.

La crisis sanitaria se llevó por delante el congreso en 2020, previsto entre los días 24 y 27 de febrero, y el sector no era muy optimista sobre la celebración de la cita este 2021, si bien el consejo de la GSMA, grupo a cargo de la organización del MWC, anunció ya en abril del año pasado que alargaba su vinculación con Barcelona como sede del evento un año más de lo previsto.

A finales de septiembre John Hoffman, consejero delegado de GSMA-MWC, informó de que el Mobile World Congress de 2021, previsto del 1 al 4 de marzo, se celebraría finalmente del 28 de junio al 1 de julio.

Eso sí: ya entonces se hablaba de una edición ‘touchless’ para prevenir la transmisión y no comprometer la salud de los asistentes. Esto incluye medidas en el aeropuerto cuando lleguen y se vayan los congresistas, un registro online, una entrada contactless y el ajuste de los espacios de la Fira.

Desde el 2006, cuando Barcelona fue escogida como sede oficial del MWC, el evento ha tenido lugar anualmente durante cuatro días -con la excepción del 2020-. Se estima que el impacto económico de este acontecimiento en la ciudad catalana es de 460 millones de euros y que contribuye a la creación de 13.000 puestos de trabajo, por lo que el Govern asegura que el Mobile World Congress se celebrará “sí o sí” este año.

Por mucha seguridad, expectativas y buenos propósitos que tenga la organización, ‘la fiesta grande’ de los móviles parece que no va a ser tan grandiosa este 2021. Bien seguro, planificar esta edición no ha sido fácil teniendo en cuenta todas las restricciones y limitaciones que impone la crisis sanitaria. Pero el goteo de empresas que se han ido cayendo de la asistencia de manera presencial pronostica un Mobile World Congress bastante descafeinado.

A principios de marzo, la empresa de telecomunicaciones Ericsson dio un paso adelante y dijo que no participaría en el MWC por motivos de seguridad y por la preocupación por la salud de los clientes y trabajadores. La multinacional sueca fue la primera baja del congreso, después de que la GSMA anunciara el día anterior los planes de seguridad para el acontecimiento.

Tras Ericsson vinieron otras: BT (British Telecom), Sony, Nokia, Oracle y Facebook pronto anunciaron que tampoco vendrían a Barcelona la semana próxima. El motivo se mantiene igual: su política de prevención de riesgos y protección de la salud desaconseja ir a ferias presenciales hasta al menos pasado el mes de junio.

Poco después la multinacional norteamericana Cisco se sumó a sus compañeras de mercado en la ausencia presencial por “la persistente preocupación” de la empresa a raíz de la crisis. En un comunicado, la compañía con sede en California lamentaba “profundamente” no estar presente en la feria y aseguraba que es “la decisión correcta a tenor de las actuales circunstancias”.

Y llegó abril y con él el rechazo de otro gigante: Google también confirmó que no exhibiría este año en la feria de Barcelona, siguiendo sus actuales “restricciones y protocolos”. “Continuaremos colaborando de forma cercana con la GSMA y apoyaremos a nuestros socios mediante oportunidades virtuales”, añadían, endulzando así lo que era otra clara derrota para la organización.

En mayo hubo que seguir añadiendo firmas a la lista de ausentes: primero Samsung, señalando que ve “prioritaria” la salud y seguridad de sus trabajadores y clientes e informando de que su presencia se limitaría a actos online. Después fueron Qualcomm y Lenovo las que también indicaron que estarían solo de forma virtual.

El golpe final a la ya poca esperanza de celebrar un MWC aceptable fue cuando Xiaomi se bajó también del carro, especialmente porque la marca china nos tenía acostumbrados a presentar sus grandes apuestas del año en la feria.

Amazon, IBM, Intel, Snapchat, HP, Microsoft, Vodafone, Deutsche Telekom, OnePlus y Dell, entre otros, también han dado calabazas a la GSMA y solo estarán virtualmente.

Cada año, marcas como Samsung, Xiaomi, Huawei, OnePlus, Honor, TCL y Oppo aprovechan el Mobile para lanzar sus nuevos buques insignia en lo que a telefonía móvil se refiere.

Samsung es especialmente potente en el MWC, ya que desde hace algún tiempo suele presentar su flagship de la gama S en el evento, pero el Galaxy S21 ya fue lanzado hace meses, imaginamos que en previsión de otra debacle del congreso como la del año pasado.

No obstante, algo de chicha darán, ya que han asegurado que mostrarán “cómo el ecosistema Galaxy de dispositivos conectados puede ofrecer a la gente más posibilidades de enriquecer sus estilos de vida”.

El evento virtual ‘Samsung Galaxy MWC’ será el 28 de junio y se podrá ver en su página de YouTube a las 19:15 hora peninsular. En él deberíamos averiguar más sobre la nueva plataforma de wearables de Samsung y Google.

Google tampoco estará en el MWC este año presencialmente. Por lo general, la compañía no tiene anuncios importantes durante el evento, pero normalmente está presente a través de su amplia red de socios.

Huawei poco se ha pronunciado al respecto de su participación en el Mobile de este año. Parece que sí estará presente, pero no ha explicado mucho más. Históricamente, la compañía ha aprovechado la feria para presentar móviles tan destacados como el Huawei Mate X en 2019.

Uno de los ases que podría tener en la manga la firma para el MWC 2021 sería la puesta de largo del Huawei P50, que aunque muy filtrado -como ya casi todos los nuevos modelos de smartphone- todavía se resiste a hacer su llegada oficial, y eso que la compañía normalmente presenta las novedades de esta línea de móviles a finales de marzo, pero en 2021 no hemos tenido aún el gusto.

Lenovo, aunque virtualmente, definitivamente lanzará algunos productos este año en el Mobile World Congress, y, según un adelanto oficial, podemos esperar ordenadores portátiles o altavoces inteligentes, entre otras cosas:

Su presencia en el MWC de 2021 está prácticamente asegurada, y debería servirles también para anunciar nuevos modelos de smartphone. Aunque los expertos del sector no tienen muy claro qué puede ser, ya que acaban de mostrar la nueva serie Honor 50.

Es posible que Honor aproveche para actualizar su catálogo de smartwatches y de otros wearables como los auriculares inalámbricos y deje de lado los móviles.

TCL también estará en la feria físicamente, pero no sabemos si lanzarán algo este año, aunque suelen mostrar nuevos productos y conceptos durante el MWC.

No obstante, este jueves, la compañía ha presentado un buen puñado de novedades como antesala al MWC 2021: unas gafas con las que podrás ampliar la pantalla de tu móvil para una experiencia inmersiva, un router 5G pensado para amplificar la señal en zonas rurales y un smartwatch para niños que tiene como punto fuerte la localización en tiempo real.

Sony también es una de las habituales en lo que a sorpresas se refiere en el MWC. Sin embargo, seguramente te preguntes qué le queda por presentar a una compañía que ya ha sacado el Sony Xperia 1 III, Xperia 10 III y Xperia 5 III a la venta. Hay rumores de un Xperia 1 III Compact, así como de un móvil Ultra.

No debe faltar mucho para que la marca anuncie el Nokia 10, que llegaría con el procesador Snapdragon 888 y posiblemente con una cámara selfie situada debajo de la pantalla, así que la feria de Barcelona podría ser un buen momento para hacerlo, aunque sea de forma virtual.

Además de los esperables lanzamientos de dispositivos, en el MWC de este año también se tocarán temas relacionados con la tecnología como la conectividad 5G y 6G, la Inteligencia Artificial, la experiencia de usuario, el Big Data o el Internet of Things.

La organizadora del Mobile World Congress no contempla reembolsos a los expositores que cancelen su participación en el MWC21 de junio: “Estamos trabajando con los clientes para que puedan participar este año de la forma que mejor les convenga, presencialmente u online”, decían en un comunicado a finales de marzo.

“Nuestro equipo está dispuesto a trabajar con los expositores para garantizar que el MWC sea seguro y exitoso para todos”, añadía la entidad organizadora del Mobile. Un total de 600 ponentes estarán en la Fira de Barcelona presencial y telemáticamente, entre ellos un buen número de primeros espadas de empresas potentes como Julie Sweet, CEO de Accenture; Arvind Krishna, CEO de IBM; Eugene Kaspersky, CEO de Kaspersky; Stéphane Richard, director general y presidente de Orange; Cristiano Amon, presidente y CEO de Qualcomm Incorporated; Nik Storonsky, fundador y CEO de Revolut; Hans Vestberg, presidente y CEO de Verizon; Nick Read, CEO de Vodafone Group, o Xu Ziyang, director ejecutivo y presidente de ZTE.

También 350 startups estarán en el MWC: 150 ponentes compartirán ideas para impulsar el ecosistema móvil y otras 200 empresas harán sus presentaciones, esperando atraer la atención de los principales fondos e inversores de capital.

La GSMA prevé montar 300 expositores y acoger entre 35.000 y 50.000 personas, aproximadamente la mitad del aforo habitual, y los asistentes tendrán que llevar un test negativo cada 72 horas para poder entrar al recinto.

En su última edición hasta la fecha, celebrada del 24 al 27 de febrero de 2019, el MWC logró su cifra de participación más alta de la historia: 109.000 asistentes y 2.400 empresas expositoras. Para 2022 Hoffman se las ve más dulces y ha vaticinado que la edición de febrero del próximo año volverá a retomar el número de participantes y las condiciones prepandemia. Habrá que ver.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.