El momento más duro de la carrera de Ana Peleteiro: "Los medios me estaban retirando"

Faltan cuatro meses para que arranquen los Juegos Olímpicos de París 2024, donde Ana Peleteiro buscará repetir el éxito de Tokio 2020: allí se colgó el bronce en triple salto. Esa es, tal y como ha confesado ella misma, su medalla más especial junto al bronce logrado en el último Mundial en Glasgow poco después de regresar a la competición tras el embarazo, en el que "sentí que los medios me estaban retirando".

"Tengo que decir que Tokio, ganar una medalla olímpica, fue brutal. Pero también esta última medalla, la de Glasgow, fue muy intenso todo", ha explicado la atleta, recordando que su marido y su hija estaban apoyándola en la grada. "Todo lo que envolvía el volver a competir, volver a ganar una medalla después del embarazo, también fue muy emocionante. Sería una mezcla entre las dos".

En este sentido, la gallega ha reconocido que "mentalmente me costó" ver las noticias que aseguraban su retirada tras anunciar que estaba esperando un bebé, pues "estaba desmotivada al cien por cien del atletismo", tras los resultados obtenidos después de Tokio —séptima en el Mundial— y "quería cumplir ese sueño de ser mamá".

"De repente ver que yo ya estaba como un poco fuera del deporte, porque me acababa de quedar embarazada, y encima los medios de comunicación me estaban como retirando... fue un poco duro", ha confesado Peleteiro, que se replanteó si "realmente este es el ambiente en el que quiero seguir trabajando, al que quiero luchar por volver".

La triplista ha añadido al respecto que "me parece superdesagradecido que porque una mujer de repente decida ser madre, parece que todo lo que ha hecho antes no ha valido de nada, y que ya se acaba aquí tu carrera".

La vuelta a su mejor versión

"El año pasado, cuando volví volviendo a saltar por encima de los 14 metros, creo que la gente se dio cuenta de que estaba en proceso de volver", apunta Peleteiro, que reconoce que "salir de allí con una medalla y ver a toda la prensa esperándome fue ese momento de empoderamiento, de decir 'estoy aquí, de vuelta, por fin".

"Me decían 'has callado muchas bocas', y a mí no me gusta decir eso, creo que lo que he hecho es abrirlas, de decir 'buah, esta tía es una crack, lo que ha hecho, no lo hace cualquiera", agrega la deportista.

Los JJ OO y la maternidad

Desde el 26 de julio, y hasta el 11 de agosto, Ana Peleteiro competirá en París representando España en lo que serán poco más de dos semanas alejada de su pequeña Lúa. "Creo que ese será el momento de desconectar y conectar conmigo misma para intentar sacar lo mejor de mí", apunta la gallega, que ha desvelado que su representante siempre le dice "que le sorprende cómo desconecto de mi maternidad cuando no estoy con mi hija".

"Consigo volver a ser la misma que era antes de ser madre. Estoy de cachondeo con mis amigos, me siento superrealizada, me gusta verme guapa, prepararme, maquillarme. Obviamente, voy a los Juegos siendo mamá, pero yo a Lúa la voy a dejar con mis padres cuando empiecen, y la recogeré después de la final, si Dios quiere que esté, cuando ya todo haya pasado. Porque obviamente la veré, pero me gusta estar centrada en mí y darme mi lugar y mi momento. Al fin y al cabo, son 10 días y mi hija tiene toda una vida por delante", ha concluido la medallista olímpica.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.