El motivo por el que las casas prefabricadas son baratas: así reduce su precio la tecnología

La historia de las casas prefabricadas empieza en Inglaterra durante 1830, cuando se proporcionó un kit de construcción a los emigrantes que se mudaban a Australia.

El gran boom tuvo lugar en Estados Unidos en el año 1908, debido a que la empresa americana Sears Roebuck & Co revolució el mercado de la vivienda.

Con el paso de los años, la tecnología en las casas prefabricadas otorga la construcción de estructuras para edificios de alta eficiencia energética. Para su creación se utilizan materiales de calidad y recursos humanos cualificados, de esta manera, los propietarios pueden ahorrar en calefacción o refrigeración.

El avance en la tecnología digital permite a los profesionales del sector la realización de diseños modernos y sofisticados, además, esta alternativa es una opción segura y rentable que puede estar al alcance económico de los interesados.

Así es una casa prefabricada

Una casa prefabricada es una vivienda completa que se elabora a partir de diferentes secciones confeccionadas en fábrica, es decir, se refiere a la construcción de un hogar en un almacén antes de que se instale en un terreno.

Estas viviendas son móviles y tienen un coste inferior a las modulares. Si bien es cierto que tienen menos durabilidad con el paso de los años, sus diseños se pueden personalizar y crear a medida.

Gracias a los softwares se pueden realizar los planos en 3D, así pues, se construirá cada módulo dependiendo de las necesidades del usuario.

¿Con qué tecnología cuentan?

Mansan Casas (empresa de restructuras y casas prefabricadas de madera) afirma que las paredes de las casas tienen una composición en capas. Gracias a los avances, la estructura está hecha de madera cepillada que está pasada por un proceso técnico de secado, asimismo, el contenido de humedad se puede mantener en torno al 12 % - 16%.

Los huecos se rellenan con aislamiento de lana de roca no combustible, así pues, el resultado otorga a las viviendas una gran resistencia térmica para el frío durante el invierno.

La estructura exterior se recubre con una membrana de difusión que asegura la propagación del vapor e impide que el agua se cuele por el interior. Las paredes se tapizan con tableros de cemento- madera de un espesor de doce milímetros, teniendo en cuenta que son respetuosos con el medio ambiente y no contiene elementos tóxicos.

Por otro lado, en el interior del bastidor se instala una barrera de vapor que sirve para proteger el aislamiento, el marco de madera y la posible condensación que se podría originar a consecuencia de las temperaturas de la vivienda.

La tecnología industrial permitió la fabricación de casas prefabricadas de diseño en serie, por consiguiente, los costes de producción y los tiempos se reducen notablemente.

Se pueden instalar dispositivos para controlar el hogar

Amazon invirtió en 'Plant Prefab', una empresa de construcción de casas prefabricadas inteligentes con tecnología del propio ecommerce.

Dichas viviendas emplean el programa LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental) y crean un programa de sostenibilidad que reduce el impacto medioambiental gracias al sello passivhaus (casa pasiva con una gran eficiencia energética).

‘LivingHome 10’ tiene 46 metros cuadrados, posee un sistema de comando de voz inteligente, se puede acceder a la red WiFi para monitorear la energía y también es posible controlar las luces o el termostato.

Esta casa es una unidad de un dormitorio y un baño, está basada en la creación de paneles con un diseño eficiente y cuenta con tecnología inteligente de Amazon.

De este modelo de casas prefabricadas destaca la preinstalación de sistemas tecnológicos, además, estos son los dispositivos que vienen incorporados y se pueden controlar mediante la app Alexa de Amazon:

  • Sistema Eero Mesh WiFi que garantiza la conectividad en todo el hogar a la red eléctrica.
  • Amazon Echo Dot para gestionar los aparatos.
  • Ecobee es un termostato inteligente que gestiona el sistema ventilación a través de sensores en las habitaciones que miden la temperatura.
  • Lutron se encarga de medir la iluminación.
  • Schlage Encode es un timbre con vídeo y una cerradura que va instalado en la puerta.
  • Sense sirve para el sistema de monitoreo de energía para realizar su seguimiento.
  • También incluye altavoces Sonos y Amazon Fire TV Cube para controlar la televisión por voz.
  • Y cuenta con la alarma Ring Alarm y una cámara de seguridad Ring Stick Up para velar por la seguridad de la vivienda.

Diferencias entre una casa prefabricada de una tradicional

La principal distinción entre una casa prefabricada y una tradicional su modo de construcción. Las primeras se construyen en una fábrica y después se transportan, y las segundas se construyen directamente en el lugar en el que se ubicará la vivienda.

En el caso de las casas prefabricadas, el usuario puede elegir los módulos que desean construir y diseñarlas a su gusto. Por otro lado, las tradicionales se suelen comprar ya hechas, por lo que no existe tanta personalización por parte del comprador final.

Sin embargo, la diferencia que más interesa a la mayoría de personas que optan por una casa prefabricada es el precio, puesto que son bastante más baratas. El coste de estas depende de su tamaño y el material con el que se construye:

  • De madera: necesita más cuidados, pero es el más barato. Cuesta entre los 275 y los 600 euros por metro cuadrado. Una casa pequeña rondaría los 25.000-30.000 euros.
  • ​De hormigón: más resistente, pero más costoso. Entre los 800 y los 1.400 euros por metro cuadrado.
  • ​De acero: permite diseños más modernos. Cuesta unos 900 euros por metro cuadrado.
  • ​De PVC: material muy ligero, sin necesidad de mucho mantenimiento, pero barato. Cuesta aproximadamente 500 euros el metro cuadrado.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.