Muere de calor un oso atrapado en un coche donde buscaba comida

El sur y el sureste de Estados Unidos están sufriendo una ola de calor que se está cobrando ya las primeras víctimas: es el caso de un oso negro que quedó encerrado en un coche y murió asfixiado.

Tal y como informa el Daily Mail, las temperaturas en el vehículo, que estaba estacionado y abierto fuera de una cabaña de alquiler en la zona rural de Tennessee, excedieron los 60 ºC.

El oso, dijeron las autoridades, se subió al jeep verde el pasado miércoles en busca de comida, pero se quedó atrapado después de cerrar accidentalmente la puerta detrás de sí mismo.

Las fotos publicadas por la Agencia de Recursos de Vida Silvestre de Tennessee muestran al animal sin vida, desplomado dentro del automóvil, que había estado estacionado en Sevierville, una ciudad en la parte este del estado, en un día donde las temperaturas superaron los 35 ºC.

El propietario del automóvil salió de la cabina en un vehículo diferente alrededor de las 10 de la mañana, dijeron las autoridades, y regresó a las 18:45 para encontrar al oso muerto dentro.

Las autoridades dijeron que el animal se había sentido atraído por la comida que el habitante no identificado de la cabaña había dejado en el automóvil estacionado, y que el oso entró al vehículo con los dientes o las patas.

Luego, la puerta se cerró detrás del animal, atrapándolo dentro, dijeron las autoridades, y agregaron que las temperaturas probablemente subieron a más de 60 grados.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.