¿Necesitas más música?

Lo nuevo de Katy Perry está a la vuelta de la esquina. Rihanna, tras años musicalmente muda y después de desechar todo el material que había grabado está volviendo al estudio. Rosalía y Lady Gaga andan calentando motores. Y mi pregunta es… ¿hasta qué punto queremos nuevas canciones de ellas?

La industria, los estilos, la música en general y los artistas en particular no dejan de evolucionar, de probar con nuevos sonidos, de innovar… ¿Pero lo necesitamos?

Ojo, que mi respuesta tiene algo que ver con lo de hacerse mayor…

Estoy en un atasco volviendo a casa después de trabajar y en la radio suena The Edge Of Glory de Lady Gaga. Temazo épico que suena increíblemente bien. Se siente actual y me pone de buen humor. Me han entrado hasta ganas de bailar después de una jornada agotadora. Lo busco en Wikipedia y mi memoria no falla: es una canción del año 2011. Han pasado 13 años y me sigue haciendo vibrar y flipar. ¿Quiero más música de Gaga? Pues sí, pero quizás también no.

A veces, nos empeñamos en que nuestros artistas preferidos no dejen de trabajar nunca y en realidad lo que queremos es que sigan haciéndonos felices con su música. No, no quiero temas nuevos de Abba hechos con IA, ni que me vendan canciones de Michael Jackson cantadas por un imitador.

Pienso en mi edad y en que, pese a que soy joven, siento que cada vez me interesa menos la novedad. ¿Me estanco? No. Simplemente me refugio en los recuerdos de mi vida: Me flipa escuchar a Spice Girls o Britney. A los Backstreet Boys, Destiny’s Child, El Canto del Loco, Estopa o Los Caños, pero también floto con lo nuevo de Amaia, con la Potra Salvaje de Isabel Aaiún o lo nuevo de Lola Indigo, Trueno, Almacor, Charli xcx y Sabrina Carpenter.

Llego a mi destino. Suena Left Outside Alone de Anastacia. Sonrío. Año 2004. Me hago vintage.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.