Ningún sector escapa a la crisis global del abastecimiento: de la construcción y los automóviles al alcohol y los juguetes

La salida de la pandemia del coronavirus está siendo mucho más complicada de lo esperada. Si bien la crisis sanitaria ha evolucionado en general de forma positiva en el mapa mundial gracias a la vacunación, sus consecuencias en otros ámbitos se seguirán notando durante algunos meses.

Y es que la apertura del comercio mundial ha provocado un enorme aumento de la demanda que en estos momentos la industria no puede asumir. A esto hay que añadir la crisis de los microchips, que son elementos clave para la mayoría de los productos tecnológicos, el incremento de las materias primas, la escasez de los contenedores y una enorme subida de los costes de los fletes (precio de alquiler de una embarcación para el transporte).

En España, además, la industria patria tiene que lidiar con otro elemento que encarece aún más el proceso: el aumento de la factura de la luz. Todo ello sumado, se ha convertido en una 'tormenta perfecta' que está produciendo desabastecimiento, lo que genera un alza en el precio de los productos. Repasamos los sectores a los que les está afectando o les puede afectar esta crisis de abastecimiento, que se produce a las puerta de la navidades, la época de mayor consumo del año y clave para la viabilidad de muchos negocios.

De momento, el sector juguetero no habla de escasez de productos pero sí de un encarecimiento. "El coste variable del sector del juguete ha subido entre un 20 y un 40% por el incremento de las materias primas, por la subida de hasta un 500% del precio del transporte marítimo y por el fuerte encarecimiento de la factura eléctrica", ha explicado a 20minutos José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ).

Con estas perspectivas, es obvio que las empresas del sector repercutirán el incremento de costes a los clientes, aunque la proporción del encarecimiento de los juguetes "dependerá de la estrategia de cada empresa", subraya Pastor.

La voz de alarma la ha lanzado la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), la organización empresarial que agrupa a casi la totalidad de un sector que representa casi el 10% del PIB y da empleo a cerca de 1,3 millones de personas.

La patronal ha advertido que el encarecimiento de las materias primas y los retrasos en las entregas debido a la crisis de contenedores que vive el comercio marítimo mundial han provocado que cuatro de cada diez empresas -el 39,5%- se hayan visto obligadas a cancelar o paralizar sus obras, lo que podría poner en riesgo la efectividad de los 3.420 millones de euros de los fondos europeos para destinarlos al programa de rehabilitación de vivienda.

El informe de CNC revela que al alza de las materias primas ha incrementado de media el coste total de las obras alrededor de un 22% y que los materiales que más se han encarecido en los últimos tres meses han sido la madera (125%), la piedra (68%) y el cobre (63%). Además, un 75,6% de las compañías que operan en el sector ha sufrido desabastecimientos o retrasos inusuales durante los últimos tres meses en la entrega de materiales imprescindibles como la madera, el acero o el aluminio.

Beberse una Seagram's con tónica o un Absolut con limón en un bar o una discoteca españoles puede convertirse en las próximas semanas en un auténtico desafío. Algunas marcas de bebidas espirituosas, como ginebra, vodka, ron o whisky, han comenzado a escasear en los estantes de los bares nacionales.

Estas complicaciones en el suministro, que no ha afectado a todos los locales por igual, no ha llegado, por ahora, a los supermercados y algunos hosteleros han recurrido a estos establecimientos para adquirir ciertas bebidas, según informan desde el sector retail.

El sector vinícola también ha denunciado que la falta de vidrio y corcho le está ocasionando problemas a la hora de embotellar el vino, ya que hay más litros que botellas y tapones disponibles.

Bodegueros, fabricantes y distribuidores han manifestado públicamente que este asunto empieza a trastocar la venta del vino de cara a la época navideña. La patronal del sector, la Asociación Nacional de Fabricantes de Envases de Vidrio (Anfevi), espera que sea transitorio debido al actual pico de demanda y que la situación se normalice tras las fiestas.

La crisis mundial de los microchips y los semiconductores amenaza seriamente a la producción mundial de coches. La ingente demanda de estas piezas que se usan en el motor y los frenos va a impedir que se dejen de fabricar casi ocho millones de vehículos a nivel mundial.

Fabricantes de automóviles como Ford, Mecedes-Benz, Renault o Seat han tenido que apelar al ERTE ante la continuidad laboral de sus empleados. En España, las 17 plantas de automóviles en todo el país, dejaron de producir más de 231.000 coches entre enero y mayo de este año. En el mundo, el país más afectado es India. Es donde se fabrica mayor número de vehículos. Allí, por ejemplo, tiene su base Suzuki, que alerta de pérdidas económicas de casi 180.000 millones de euros.

El desabastecimiento de microchips también afecta a otros artefactos eléctricos. Entre ellos se encuentran teléfonos móviles, tablets, lavadoras, tarjetas de pago (crédito y débito) y ordenadores, entre otros. Es decir, está afectado cualquier dispositivo de última generación que requiera de un elemento tan determinante como los semiconductores para su activación.

El material más utilizado para fabricar chips es el silicio. En la actualidad, el 80% de la producción de chips de silicio se concentra en Taiwán y Corea del Sur. Pero ahora estos mercados no pueden abastecer la demanda mundial.

El sector editorial también sufre la escasez, en este caso de papel y en especial del llamado cartón gris, que se emplea para los libros de tapa dura. La situación es más delicada para las medianas y pequeñas editoriales, que observan un aumento del precio y de la ampliación de plazos de entrega.

En el caso de las grandes firmas, como Planeta, sus grandes compras le permiten por ahora tener suficiente material como para cubrir su demanda. El problema se les puede plantear si esta problemática persiste un largo.

El problema del papel también afectará todo tipo de productos transportados en cajas de cartón que previsiblemente deberán buscar otro material para el empaquetado.

El sector de gran consumo ha descartado la posibilidad de que haya problemas en el suministro de alimentos y bebidas de cara a Navidad, pero ya augura una subida de precios vinculada al aumento de costes. Por el momento, ese incremento no se ha producido, ha destacado recientemente el presidente de la Asociación de Empresas de Gran Consumo (Aecoc), Ignacio González.

Aecoc está integrada por 30.000 socios, entre ellos Mercadona, Inditex, Coca-Cola o El Corte Inglés, con un peso conjunto del 20% del Producto Interior Bruto (PIB).

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.