Pablo Pérez (Jupol): "Si se aprueba la reforma de la 'ley mordaza', estaremos en una España más insegura"

Este sábado, miles de policías y guardias civiles salen a la calle para protestar contra la reforma que el PSOE y Unidas Podemos han diseñado para rebajar la 'ley mordaza' que aprobó en 2015 el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Será la segunda gran movilización, después de que el miércoles se concentraran alrededor de 2.500 agentes en las delegaciones de Gobierno de los diferentes territorios.

Respuesta. Porque atenta contra el principio de autoridad de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y merma nuestra capacidad operativa.

R. Evidentemente, si no son comunicadas y no hay un dispositivo previo, nos vemos en una inferioridad manifiesta ante los manifestantes. Va a ser mucho más difícil garantizar la seguridad ciudadana y los altercados pueden ser bastante más graves.

R. Puede que sea viable en sitios donde tengamos bastantes medios materiales. Hay otros casos en los que puede resultar complicado cumplir con el objetivo en ese plazo.

R. No sé por qué se tiene que modificar el plazo máximo. Hasta ahora, lo que decía la ley era que se utilizaría el tiempo mínimo imprescindible sin superar las seis horas. Es muy difícil que se llegue a esas seis horas. Se trata de hacerlo lo más rápido posible porque al final va en beneficio de todos, no solo del propio identificado, sino también de los compañeros, porque cuanto antes la realicen, antes podrán volver a su función de seguridad ciudadana. No llegamos a entender la modificación. Respecto a las excepciones, nos gustaría saber cuáles son, porque podríamos meter mil casos diferentes que nos llevarían más tiempo que esas dos horas.

R. Lo que no se puede es poner la palabra de un agente de la autoridad al mismo nivel que la de un delincuente. Se nos pone en duda porque la ley dice que el acta debe ser coherente y razonable. Nos duele porque es como decir que antes no éramos ni sensatos, ni coherentes, ni razonables.

R. Es un terreno pantanoso. Se puede crear algún tipo de mafia, por decirlo de alguna forma, que utilice a gente sin recursos para que las sanciones sean prácticamente irrisorias. Sería un paso complicado.

R. Totalmente. Actualmente ya hacemos lo que marca la ley. Se usan cuando son necesarias y de manera proporcional. Nunca se ha usado pelotas de goma en manifestaciones pacíficas. Vemos que a quien trata de favorecer es al manifestante violento, no al manifestante pacífico.

R. Solo una vez desde que fue nombrado ministro y simplemente se ha limitado a escuchar nuestras reivindicaciones y nuestras protestas, pero no ha dado ningún tipo de respuesta.

R. En el mismo que hace tres años: solo ha habido esa reunión. Realmente no hay más relación que esa.

R. No solo en esa ocasión, sino en otras muchas, como en los altercados de Cádiz. Una compañera suya, una ministra de Trabajo [en referencia a Yolanda Díaz], salió criticando la labor policial, en este caso el uso de los medios antidisturbios de los que disponemos. Y evidentemente ahí es donde esperábamos que realmente saliese en defensa de la actuación de nuestros compañeros, que fue perfecta e impecable.

R. En aquellos tiempos no existíamos como sindicato.

R. Hay cosas que se pueden mejorar, como en cualquier ley. Es más, nuestro gabinete jurídico está trabajando en una propuesta de reforma de la ley y cuando tengamos ese borrador se lo trasladaremos al Gobierno. Pero la reforma se ha de hacer contando con asociaciones profesionales de Guardia Civil y resto de organizaciones que representan al resto de policías, que somos los principales actores de esa ley.

R. De momento el gabinete jurídico está trabajando en ello.

R. Vamos con el espíritu de mostrarle al Gobierno que, por primera vez en la historia, todas las policías -nacional, autonómicas y locales- vamos a ir unidas luchando por lo que entendemos que afecta a nuestro trabajo y a la seguridad ciudadano. Lo que sí queremos dejar claro es que es una manifestación de policías que no queremos politizar. Está claro que hay grupos parlamentarios que se han unido y no podemos evitarlo, pero la reivindicación no es política. Es una reivindicación, además, que haríamos también si el Gobierno fuera de otro color, como lo hicimos con el de Rajoy, al que le hicimos más de 50 manifestaciones a nivel nacional. En ellas, además, llegaron a participar tanto el PSOE como Podemos. Evidentemente, quien está ahora en la oposición es quien se quiere unir, pero hemos invitado a todos los partidos.

R. No nos da miedo porque tenemos claro que somos completamente apartidistas. Nos da igual el color del partido que gobierne porque vamos a exigir de nuestros derechos de la misma manera, tanto a uno como a otro. Te he puesto los ejemplos de las manifestaciones donde se unieron a nosotros tanto PSOE como Unidas Podemos.

R. Se ha subido un 20 por ciento como media. No es lo mismo lo que se le ha subido a un comisario que a un policía. Además, ha habido una subida, pero no una equiparación. Hay policías autonómicos que todavía están ganando entre 6.000 y 7.000 euros más.

R. Seguimos con un déficit importante de policías y de guardias civiles en nuestro país.

R. Imagino que hablas del famoso DMR [la llamada tanqueta]. Creo que nuestros compañeros han intervenido con el material oportuno. Es un vehículo que se utiliza para quitar barricadas que, efectivamente, son muy pesadas. Muchas de ellas tienen fuego y este vehículo lo que hace es quitarlas en un espacio de tiempo muy corto. Lo que sí nos extraña es que no se haya utilizado en otros disturbios más graves que hemos visto en otros puntos de España y en otras épocas.

R. Ese mensaje es en relación a esta proposición de reforma de la ley. En ese sentido, lo que busca es mostrar a la ciudadanía que si realmente se lleva a cabo la reforma, posiblemente hablemos de una España más insegura de lo que es actualmente.

R. Ahí entraríamos en un debate sobre los porcentajes, los datos y las estadísticas que se pueden llevar a cabo respecto a la criminalidad en nuestro país.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.