Qué pasa si dejo de cumplir los requisitos de mi cuenta bancaria para evitar comisiones

En muchas ocasiones, los clientes de los bancos no tienen que pagar comisiones por tener una cuenta corriente en una entidad, una situación que se da porque dichos clientes cumplen una serie de requisitos que exigen el banco.

Servicios como la gestión y el mantenimiento o disponer de una tarjeta son algunos de los que pueden suponer un gasto extra para el cliente, que si deja de cumplir las exigencias que requiere el banco, se ven obligados a pagarlo.

Lo más común es que las entidades exijan domiciliar la nómina o pensión por un importe mínimo o realizar ingresos recurrente para que el cliente no tenga que pagar comisiones. Pero, si se dejan de cumplir estas condiciones, ¿qué sucede?

"La entidad podrá dejar de aplicarte el beneficio de manera inmediata y sin necesidad de avisarte", indican desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Así, si el cliente deja de cumplir las condiciones para no pagar las comisiones, el banco puede cobrar de forma inmediata las comisiones que tiene fijadas sin necesidad de ninguna comunicación previa por su parte y, además, pueden ser bastante elevadas, de hasta 240 euros al año en entidades como CaixaBank o el Banco de Santander.

Ante esta situación, la mejor recomendación es buscar lo antes posible otra cuenta sin comisiones o una que exija menos requisitos para no tener que pagarlas.

Además, siempre está la opción de contratar una cuenta básica, que deben aplicar unas comisiones "razonables" e incluso son gratuitas para los usuarios especialmente vulnerables o que están en riesgo de exclusión financiera.

Para cambiar de cuenta solamente hay que seguir unos sencillos pasos, tal y como indica la OCU:

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.