Qué pasa si duermo cerca de aparatos electrónicos: ¿es peligroso para la salud?

Seguramente que hemos escuchado alguna vez el mito de que dormir cerca de un enchufe puede ser malo. Sin embargo, esto es quizá más útil que dañino para la salud. Un enchufe por si solo no tiene ningún tipo de impacto negativo en el organismo, sin embargo, los aparatos que se puede conectan a él si que pueden tenerlo.

Estos son los dispositivos electrónicos, ya que si se duerme con muchos de ellos cerca puede afectar al sueño. Esto se debe a la radiación que emiten, por lo que se recomienda no dormir cerca de ellos.

¿Qué peligros puede tener?

El portal crearsalud.org explica que los aparatos electrónicos llevan integrados materiales y piezas que pueden ser dañinas para nuestro cuerpo. Entre estos componentes se encuentran las baterías, rayos catódicos, piezas metálicas, fluidos y componentes eléctricos y electrónicos, entre otros. "Asimismo, generan un campo electromagnético que afecta negativamente nuestra salud y altera nuestro reloj biológico".

Los teléfonos móviles suelen estar compuestos por aproximadamente 40 metales como el estaño, cobalto, antimonio, oro y paladio, entre otros. "Todos estos elementos cuando están cercan del cuerpo humano generan diferentes riesgos para nuestra salud. Si además de tenerlos cerca durante el día, también los tenemos cerca cuando descansamos, los efectos negativos serán mucho mayores" explica el portal.

Por otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que los aparatos electrónicos de cualquier tipo, ejercen una influencia negativa en nuestro organismo y también pueden aumentar las posibilidades de padecer cáncer.

La luz azul y la electropolución

La luz que emiten los dispositivos móviles se conoce como luz azul. Esta luz suprime la emisión de la melatonina, una hormona que se encarga de regular el sueño. Al retrasar su emisión, se vuelve más difícil conciliar el sueño y esto se traduce en pasar más tiempo despierto y menos descanso. Por ello, es recomendable dejar de usarlos antes de irse a dormir y en un sitio apartado del lugar de descanso.

Por otro lado, desde crearsalud.com detallan que "los diferentes componentes de los aparatos electrónicos causan un tipo de contaminación conocida como electropolución o electrosmog". Siendo este tipo de contaminación la principal causa de los desordenes del sueño.

¿Qué efectos tiene una exposición prolongada a esta radiación?

Aunque durmamos lejos de los dispositivos electrónicos, estamos siendo afectados por el campo electromagnético que estos proyectan. Una exposición prolongada a esta radiación provoca diversos cambios en nuestro organismo que van desde la alteración del sistema inmunológico a la fatiga crónica.

La página web indica que entre los síntomas más comunes se encuentran la "irritabilidad, la dificultad para conciliar el sueño, fatiga, depresión, alteraciones hormonales, ansiedad, pérdida de memoria, alteración de los ciclos de sueño y aumento o disminución del apetito".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.