Qué pasa si me voy de vacaciones sin desenchufar el termostato eléctrico

Ahora que se acerca el verano, muchos abandonan su vivienda habitual y se van de vacaciones y en ocasiones, el periodo que están fuera puede ser de larga duración y algunos se preguntan si deben apagar todos los electrodomésticos antes de irse.

Ya os hemos hablado de cuáles son los riesgos que supone dejar encendida la nevera cuando nos vamos de viaje, pero, ¿qué ocurre con el termostato eléctrico?. Hoy te contamos que pasa si nos lo dejamos encendido durante nuestras vacaciones.

El termostato es el componente de un sistema de regulación y control que abre o cierra un circuito eléctrico en función de un cambio de temperatura. Se ajusta según la temperatura que detecte y si por ejemplo detecta que es baja, automáticamente provoca una subida de las mismas y viceversa.

Cuando llega la temporada de verano se acaba la de la calefacción y una de las cosas que debemos hacer es poner la caldera en modo verano y de esta forma, aunque el termostato hiciese arrancar la caldera, esta no lo haría.

Cuando tenemos el termostato apagado o la caldera en modo verano, los radiadores nunca empiezan a funcionar por sí solos aunque estén abiertos por lo que es muy importante que compruebes que esto es así antes de irte de viaje.

En caso de que tu vivienda cuente con un sistema térmico de placas solares sí que podrás apagar del todo la caldera y de esta manera, te ahorrarás el gas y la luz que gasta durante al menos esos meses.

Otra de las cosas que podemos hacer en verano es bajar la temperatura del agua caliente, ya que de esta manera estaremos ahorrando en el consumo de gas y haciendo que la caldera trabaje menos.

Otro importante consejo para los meses de más calor es bajar la temperatura del agua caliente porque durante este tiempo no se necesita tanto calor como en invierno y el agua entra en la caldera con mayor temperatura. De esta forma ahorraremos en la factura del gas.

Lo siguiente que debes hacer es cerrar la general del agua por lo que así evitarás cualquier inundación que se pueda producir en tu casa y puedes también cerrar la llave del gas y dejar una pequeña ventilación para evitar tener riesgo de explosión.

Lo más crucial si te vas de vacaciones es cortar la llave general del agua porque en caso de que hubiera una fuga, no podría parar.

A modo de resumen, lo más importante es que cuando acabe la temporada de calefacción, la caldera esté en modo verano y solo se deberá apagar del todo si tenemos placas solares. No debes cerrar los radiadores y es aconsejable reducir la temperatura del agua caliente.

Si te vas de vacaciones apaga la caldera porque no existen problemas de anti hielo en esta estación y cierra la general del agua y de esta manera estarás ahorrando dinero y energía y evitarás posibles disgustos como inundaciones en tu vivienda cuando vuelvas de tus días de descanso.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.