La portavoz del Gobierno (PSOE) impide a Irene Montero responder sobre las muertes de migrantes en el salto a la valla de Melilla

"Si le parece a la ministra de Igualdad responderé a todas las cuestiones relacionadas con la valla". Con esta respuesta, la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez (PSOE), ha evitado que la también número dos de Podemos, Irene Montero, diera su opinión sobre las muertes ocurridas en Melilla tras el intento de salto masivo ocurrido el viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Asimismo, ha lanzado balones fuera al ser preguntada sobre las peticiones de abrir una investigación de organizaciones internacionales, ha vuelto a defender el trabajo de las fuerzas de seguridad marroquíes -pese a que el salto masivo se saldó con al menos 23 muertos- y ha asegurado que detrás de estas actuaciones hay "mafias" a las que hay que combatir.

La incomodidad podía leerse en los rostros tanto de Rodríguez como de Montero. En total, han sido cinco las preguntas de periodistas dirigidas hacia la ministra de Igualdad, que comparecía para dar cuenta de la aprobación en segunda vuelta de la Ley Trans, y cinco han sido las veces que ha guardado silencio, con gestos que indicaban su contrariedad, negaciones con la cabeza inclusive. Fuentes cercanas a la propia Montero han justificado su silencio por el "respeto" hacia la "vía de trabajo" del Consejo y porque "la postura del partido está clara".

Así, se prevé que la ministra hable esta misma tarde al respecto, aunque miembros de Unidas Podemos ya lo han ido haciendo a lo largo de este lunes. Sin ir más lejos, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvares, ha reclamado una investigación urgente a la Unión Europea tras los fallecimientos, que organizaciones sociales aumentan hasta 37. "Lo que ha sucedido es un desastre migratorio y un desastre humanitario. Requiere de una investigación profunda y es importante que la UE la impulse", ha lanzado en el Canal 24 horas de RTVE.

No obstante, esa investigación por parte de la UE de momento parece una quimera. La portavoz de Exteriores de la UE, Nabila Massrali, ha señalado este lunes que están en conversaciones con Marruecos, pero ha evitado concretar si se solicitará una investigación independiente. Todo ello, pese a conocer también que el país africano está ya cavando las fosas para enterrar a los migrantes fallecidos sin que, según defienden asociaciones de derechos humanos marroquíes, se les haga autopsia.

Las fuentes de Moncloa consultadas también inciden en que la frontera entre Marruecos y España es una "frontera europea", por lo que se alinearán con lo marcado por la Unión. Además, piden "comprensión" por la "dificultad de la situación". Y es que, el Gobierno se encuentra ahora en un embrollo. Por contextualizar: el salto masivo ocurrido el viernes, en el que 2.000 migrantes intentaron acceder a España a través de Melilla, fue el primero después de que ambos países firmaran una nueva hoja de ruta que reafirmaba su colaboración después de que el Ejecutivo reconociera la propuesta de autonomía marroquí para el Sáhara Occidental como la mejor solución a un conflicto que lleva enquistado 46 años.

Al ser preguntado al respecto, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiso minimizar el impacto del suceso el pasado viernes señalando que Marruecos "también sufre presión migratoria" y agradeciendo por igual el trabajo de las fuerzas de seguridad españolas y marroquíes. "Si algo ponen de relieve las imágenes es cómo la armería marroquí se ha empleado a fondo", señaló en unas declaraciones que han ido soliviantando a sus socios de coalición, parlamentarios e incluso al Partido Popular, que le ha pedido que rectifique tras irse conociendo más detalles del suceso.

No obstante, el Ejecutivo de momento no recula. Es más, la portavoz ha continuado la línea marcada por el presidente y, en la rueda de prensa de este lunes, ha "reconocido" y "agradecido" la "colaboración" de las fuerzas marroquíes porque, junto con la Guardia Civil y la Policía Nacional, "velan por proteger nuestra frontera".

Rodríguez sí ha añadido el matiz de "lamentar la pérdida de vidas humanas" y de ver "unas imágenes que duelen y conmueven". Eso sí, a renglón seguido ha "marcado el problema", que son "las mafias que provocan estas situaciones trágicas". "La frontera entre África y Europa es la más desigual que hay", ha añadido la portavoz, que ha evitado señalar si se le pedirán explicaciones a Marruecos o si se investigará la situación.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.