El precio de la luz casi triplica al de hace un año y seguirá por las nubes en 2021

El precio la electricidad en el mercado mayorista registra una media de más de 93 euros por megavatio hora (MWh) en lo que va julio, que cerrará así como el mes con el precio más elevado de la historia, con un incremento del 12% respecto al pasado junio y casi triplicando el precio de julio del año pasado, según informó ayer la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En concreto, el precio de la luz en este mes, que llegó a tocar un máximo histórico diario el pasado 21 julio (con 106,57 euros/MWh), superará los 83,3 euros/MWh de junio y triplicará los 34,64 euros/MWh de hace un año.

Con estos niveles de precio de la electricidad, la OCU estima que la factura media de un hogar con tarifa regulada (PVPC) –con 4,6 kilovatios (kW) de potencia y un consumo mensual de 292 kWh– se elevará hasta los 72,5 euros al mes, lo que representa un incremento del 5,4% respecto a junio (68,80 euros) y un 17% respecto al pagado en el mes de julio de 2020 (55,70 euros).

Sin la reducción del IVA del 21% al 10%, aprobada a finales del mes pasado por el Gobierno de manera transitoria hasta final de año para contener el impacto alcista del precio de la luz en el recibo, la factura se hubiera elevado hasta los 79,80 euros, indica la asociación.

Y no parece que el precio de la electricidad vaya a bajar, al menos, en lo que queda de año. Si el martes fue la compañía eléctrica Endesa la que calculó que los consumidores con tarifa PVPC pagarán este año un 25% más que el pasado por su factura eléctrica, este miércoles fue la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien admitió que desde el Gobierno no prevén ninguna rebaja a corto plazo.

"Nosotros somos prudentes y, según nuestra estimación, es probable que en lo que queda de año se maneje un rango alto de precios", admitió la también vicepresidenta tercera del Ejecutivo, que estima que también se mantengan altos los precios de las materias primas que inciden en el precio de la electricidad, "principalmente el gas y la tonelada de CO2".

Ribera, que participó junto a la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la presentación del marco de bonos verdes, respondió así a preguntas de los periodistas sobre el pronóstico de Endesa, que estima que la escalada de precios no se relajará hasta el año 2023.

Ribera señaló que, por ahora, lo más importante es "mantener la cautela", pues estamos "en pleno proceso de transformación sistémico y estructural del mercado eléctrico, pero también del sistema energético". En ese sentido, aseguró que el Gobierno seguirá "muy atento" la evolución de los precios.

La ministra apuntó asimismo que, aunque hay "variables que están asociadas a la evolución de los mercados internacionales", al Gobierno le corresponde "ofrecer garantías" a aquellos consumidores que puedan verse más afectados por la evolución del precio de la electricidad y de la energía, a fin de que no suponga "una merma en las economías familiares o en la recuperación industrial".

Por último, dijo que el Ministerio está trabajando en instrumentos que permitan trasladar "lo antes posible" el coste mucho menor que tienen las energías renovables para generar electricidad.

Desde la OCU advierten de que, pese a que estas tarifas afectan directamente a los hogares con tarifa regulada PVPC, "en el mercado libre hay muchos consumidores que, sin saberlo, están sufriendo tarifas mucho más elevadas durante todo el año".

Por ello, piden al Gobierno y a la CNMC que "aceleren la toma de medidas que bajen de forma efectiva el precio de la electricidad" y descartan que "eliminar la tarifa PVPC sea la solución a este problema".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.