El PSOE se sirve de la crisis con Milei para insistir en su discurso de las europeas: "Nos dan las piezas y nosotros las juntamos"

Las palabras del presidente de Argentina, Javier Milei, en un acto de Vox en Madrid cargando contra Pedro Sánchez y su mujer han venido como anillo al dedo a la campaña del PSOE para las elecciones europeas del 9 de junio. Su discurso en la misma versa sobre el avance de la ultraderecha y la "tibieza" del Partido Popular al respecto, por lo que la visita del mandatario argentino a España en la precampaña ha acaparado las intervenciones de los socialistas en las últimas horas, en las que han cargado contra la "ola reaccionaria" en la que sitúan a Milei y también han pedido un posicionamiento claro a todos los partidos, especialmente al PP, que no ha llegado a ofrecer una condena explícita. "Ellos nos dan las piezas y nosotros las encajamos", resume un dirigente del PSOE, que cree que lo sucedido refuerza el discurso que llevan por bandera en las europeas.

Ferraz sacó la artillería electoral este fin de semana, adelantando el inicio oficial de la campaña del 9J -que da comienzo este viernes- para valerse de la movilización de las catalanas. Sánchez acompañó a su candidata, Teresa Ribera, en un acto en Barcelona, acompañados de un gran activo tras los resultados del 12M, Salvador Illa. Allí cargó contra la "internacional ultraderechista". Quien arropó el domingo a Ribera fue el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que aprovechó para pedir al PP que no se subiese al "barco" de la ultraderecha.

Ese mismo domingo, Milei asistió al acto de Vox donde cargó contra Sánchez. Era su tercer día en España, en una visita en la que no pasó por Moncloa ni por Zarzuela, aunque sí se reunió con los empresarios españoles. Según fuentes de Ferraz, estos acabaron muy "disgustados" por cómo se había gestionado la estancia y le reprocharon que la "inseguridad jurídica" en Argentina no invitaba a las inversiones extranjeras. De hecho, los socialistas acusan a Milei de convocar a los directivos de las principales empresas "a la carrera" para justificar el uso de fondos públicos para su viaje a España.

La escalada verbal del PSOE contra Milei dio paso a la diplomática. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, llamó a consultas a la embajadora de España en Argentina y pidió una rectificación pública al mandatario. El lunes fue el propio presidente del Gobierno quien exigió un paso atrás por parte de Milei, acusándole de "no estar a la altura". "En los Gobiernos los afectos son libres, pero el respeto es irrenunciable", plasmó durante los primeros segundos de intervención en un foro económico.

Y después de la primera respuesta del PP a la crisis, asegurando que su labor "es hacer oposición al presidente de España, no al de Argentina", Sánchez también aprovechó para acusarles de no defender las instituciones de los "insultos y difamaciones" de los mandatarios extranjeros ya que a su juicio esto va más allá de la "ideología". Fuentes de la Ejecutiva socialista aseguran que hubiesen preferido que Milei no pronunciase estas palabras y subrayan que lo sucedido es muy grave. Otros sectores del partido son más claros al respecto al admitir que esto refuerza su discurso.

En clave electoral, creen que la campaña para estas elecciones va a significar bastante en el resultado del 9 de junio, pudiendo quedar a solo 200.000 votos de diferencia del PP, unos dos o tres puntos de distancia frente a los diez a los que apuntaban en un inicio las encuestas. "El tsunami azul ya es olita", pronostican desde Ferraz.

Una crisis diplomática sin precedentes

Las palabras de Milei de este domingo llegaban tras un cruce de acusaciones que se remonta a hace más de dos semanas, cuando el ministro de Transportes, Óscar Puente, acusó al mandatario argentino de "ingerir sustancias". Aquel comentario fue respondido desde la Casa Rosada con un comunicado oficial en el que se criticaba la política interna de Sánchez y se decía que España tenía "problemas más importantes de los que ocuparse, como las acusaciones de corrupción que caen sobre su esposa". A esta carta le siguió otra por parte del Gobierno español "rechazando rotundamente los términos infundados del comunicado" argentino y afirmaba que "no se correspondían con las relaciones de dos países y pueblos hermanos".

Aunque a los pocos días la crisis parecía zanjada, la primera visita de Milei a España para participar en un evento de Vox y no en acto oficial con el Gobierno español no sentó bien en Moncloa. Y las palabras de Milei encendieron todavía más la mecha. A esto le siguió la llamada a consultas a la embajadora de España en Argentina. Una decisión común a nivel diplomático cuando se produce una crisis de gran calado entre varios países; aunque no implica una ruptura total. De hecho, cuanto ocurre esto las embajadas siguen funcionando con relativa normalidad pese a la ausencia del jefe de la misión diplomática.

En los últimos 30 años España ha llamado a sus embajadores a consultas en nueve ocasiones. La anterior (y única vez que Albares ha recurrido a ello) se produjo en agosto de 2021, cuando se pidió a la embajadora de España en Nicaragua, María del Mar Fernández-Palacios, que volviera a Madrid tras las declaraciones del Gobierno de ese país en las que aseguraba que España carecía de "autoridad moral" y le acusaba de "falacias, encubrimiento, mentiras, delitos, crímenes de odio y lesa humanidad".

La pugna diplomática continúa aumentando y este lunes el ministro de Asuntos Exteriores convocó al embajador de Argentina en España, Roberto Sebastián Bosch, para "trasladarle la exigencia de una rectificación pública", según fuentes diplomáticas consultadas por 20minutos. "El encuentro se ha producido dentro los cauces del respeto y la cortesía diplomática que tanto el Gobierno como el ministro mantienen en todo momento", confirmaron.

El siguiente paso de esta crisis sin precedentes entre ambos Estados no está claro. Durante la mañana el ministro ha acudido a varios medios de comunicación para mostrar el rechazo a las palabras de Milei y, pese a no querer adelantar acontecimientos, no ha descartado ninguna opción, incluida la ruptura de relaciones diplomáticas si el presidente argentino no se disculpa.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.