¿Puedo subir en el ascensor del edificio? Guía básica para prevenir el contagio de coronavirus en tu comunidad de vecinos

El confinamiento por el coronavirus está previsto que dure en España al menos hasta el 12 abril, aunque es posible que se vuelva a prorrogar, y está provocando una mayor interacción entre vecinos de lo habitual, pero ¿qué puedo hacer y qué no en mi comunidad para prevenir un contagio?

Desde el Ayuntamiento de Madrid, han lanzado un documento en el que explican cuales son las pautas a seguir para un correcto comportamiento en tu comunidad vecinal sin que implique un riesgo para la salud propia y la de los demás.

Son muchas las personas que, al no poder salir de sus hogares, han decidido exprimir las opciones que les da las zonas comunes en cuanto a espacio para practicar deporte, tomar el sol o charlar con sus convencinos. Sin embargo, todas estas practicas se deben evitar al máximo, pues puede suponer un aumento de los contagios.

En cuanto a las pautas básicas a seguir, en primer lugar encontramos la suspensión total de las juntas de vecinos, como es lógico. Además, se pide a los propietarios e inquilinos que antes de salir, y al regresar, se laven las manos como es debido. El mismo proceso se debe seguir en el caso de recibir algún pedido a domicilio, recomendándose el lavado de manos antes y después del pago al repartidor.

Desde el Ayuntamiento lanzan unas pautas claras en cuanto al uso de estas zonas: evitarlas todo lo que se pueda. No es seguro utilizar los gimnasios de las urbanizaciones, las escaleras ni las zonas de recreo para practicar deporte o cualquier otro tipo de actividad. Son áreas por las que pasa mucha gente a lo largo del día y pueden estar infectadas o infectarlas uno mismo al utilizarlas, por lo que, en caso de querer hacer deporte o tomar el aire, deberá hacerlo dentro sus hogar.

Isabel Bajo, presidenta del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid), ha declarado a 20 Minutos que añadiría una pauta más a esta guía en este aspecto, y es el de solicitar a los vecinos que no deben detenerse en los rellanos o portales, y mucho menos formar grupos de gente con los que charlar, a pesar de que con el confinamiento la tentación es grande.

Por último, añade que, a pesar de que algunas personas creen que es seguro establecer una conversación con otra persona en la urbanización al aire libre y guardando la distancia de seguridad, ha afirmado que sigue siendo un riesgo y que todas las zonas comunes deben cerrarse, y ha añadido: "hay que entender que estas medidas están encaminadas a primar la seguridad de los vecinos en pro de la salud colectiva. No hay mejor vacuna que quedarse en casa".

En cuanto a conserjes o limpiadores que trabajen en una comunidad vecinal, se recomienda desde el ayuntamiento que siempre vayan equipados de guantes y protegidos. Isabel Bajo, sin embargo, va más allá y les recomienda que realicen las tareas necesarias con mascarilla y a primera hora del día, ya que es cuando menos gente suele rondar. Además, indican que la mayoría del tiempo deben permanecer en la portería protegidos y, una vez realizadas las labores necesarias, salir para casos urgentes únicamente.

Otro de los factores de riesgo que se encuentran en las comunidades son los ascensores y las llamadas 'zonas sensibles'. Estas últimas se refieren a los pomos de las puertas, las barandillas de escaleras o los botones de los ascensores. Son frecuentemente utilizados por los vecinos y para evitar riesgos se recomienda usar guantes para protegerse o en su defecto utilizar otra superficie a la hora de utilizarlos.

En cuanto a los ascensores, la recomendación es dejar de utilizarlos por completo. De no ser posible, se deben usar de manera individual porque de lo contrario se estaría violando la distancia de seguridad de un metro y medio que todos debemos guardar, además de compartir un espacio cerrado y pequeño con otra persona.

Otro de los aspectos donde se hace hincapié es en el hecho de que deben ser los vecinos los que ayuden a aquellas personas mayores o en un grupo de riesgo que se encuentren solas, para evitar así que estos salgan a la calle y se expongan al virus. Por suerte ya hemos visto actos de solidaridad ejemplares en muchas comunidades, pero deben proseguir para que nadie quede olvidado.

Desde el Colegio Profesional de Administradores de Fincas afirman que la mejor manera de actuar para llevar a cabo estas ayudas es comunicándose por teléfono. Así, recomiendan que el presidente cree un grupo de WhastApp con los vecinos voluntarios y coordinar de esta forma las necesidades que las personas en riesgo soliciten, minimizando siempre el contacto directo con ellas.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.