Quiénes son los cinco altos cargos de Israel y de Hamás que pide detener el Tribunal Penal Internacional y de qué se les acusa

El fiscal del Tribunal Penal Internacional, Karim Khan, ha solicitado la emisión de cinco órdenes de detención contra altos cargos de Israel y de Hamás por presuntos crímenes de guerra y de lesa humanidad. La investigación abierta desde 2021 incluye los actos cometidos desde 2014 y hasta la actualidad en el territorio palestino ocupado, lo que afecta al Gobierno israelí y sus Fuerzas Armadas, y a todas las milicias palestinas.

En concreto, las órdenes de arresto son contra el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y su ministro de Defensa, Yoav Gallant; así como los líderes de Hamás Ismail Haniyeh, Yahya Sinwar y Mohammed Diab Ibrahim Al Masri. Khan los considera "penalmente" responsables de los "crímenes de guerra y lesa humanidad" cometidos en territorio de Israel y el Estado de Palestina desde al menos el 7 de octubre de 2023.

Benjamin Netanyahu y Yoav Gallant

El primer ministro israelí y su ministro de Defensa están acusados de ser "coautores y superiores" de numerosos crímenes contra el pueblo palestino. Así, el fiscal ha responsabilizado a ambos gobernantes del uso del hambre como "método de guerra" contra los civiles y el "asesinato intencionado".

Khan los considera como "responsables a nivel penal" de cuatro crímenes de guerra (uso del hambre como método de guerra; trato cruel y gran sufrimiento intencionado o daños graves a la integridad física y la salud; asesinato intencionado; ataques intencionadamente dirigidos contra la población civil) y tres crímenes de lesa humanidad (exterminio y asesinato, incluido en el contexto de muertes causadas por hambre; persecución; y otros actos inhumanos).

"Mi Oficina sostiene que las pruebas que hemos recopilado, incluidas entrevistas con sobrevivientes y testigos, material de video, foto y audio autenticado, imágenes satelitales y declaraciones del grupo de presuntos perpetradores, muestran que Israel ha privado intencional y sistemáticamente a la población civil en todas las partes de Gaza de objetos indispensables para la supervivencia humana", argumenta.

"Esto ocurrió mediante la imposición de un asedio total sobre Gaza que implicó el cierre completo de los tres puntos de cruce fronterizos", añade. Esto incluye el corte de tuberías de agua transfronterizas desde Israel a Gaza, la principal fuente de agua limpia para habitantes de Gaza, y el corte y obstaculización del suministro de electricidad.

Netanyahu, por su parte, ha calificado de "escándalo" las órdenes de arresto contra ellos. "Esto no nos detendrá, ni a mí ni a nosotros", ha declarado durante una reunión de los diputados de su partido. El primer ministro siempre ha defendido la necesidad de la ofensiva y ha asegurado que no aceptará una tregua que incluya un alto al fuego permanente.

Gallant, que también es comandante del Mando Sur de las Fuerzas de Defensa de Israel, ha manifestado en varias ocasiones que uno de los objetivos es imponer un "asedio total" en la Franja de Gaza. De hecho, poco después de comenzar la guerra en la región, declaró que Gaza no volvería a ser lo que era antes. "Lo eliminaremos todo", indicó en octubre.

Yahya Sinwar, Ismail Haniyeh y Mohammed Deif

Tres líderes de la cúpula del Movimiento de Resistencia Islámica también han sido acusados de cometer crímenes en Israel y el Estado de Palestina. Se tratan de Yahya Sinwar, principal líder de Hamás en Gaza; Ismail Haniyeh, jefe del buró político; y Mohammed Diab Ibrahim al-Masri, conocido como Mohammed Deif, jefe del ala militar (las Brigadas Al-Qassam).

El fiscal de la Corte Penal les atribuye seis crímenes que de guerra (asesinato, toma de rehenes, y otros crímenes cometidos en el contexto de cautiverio: violación y actos de violencia sexual, tortura, trato cruel, ultrajes a la dignidad personal) y cinco crímenes de lesa humanidad (exterminio, asesinato, violación y otros actos de violencia sexual, tortura y otros actos inhumanos).

Khan ve "motivos razonables" para creer que Sinwar, Deif y Haniyeh son "responsables a nivel penal de la muerte de cientos de civiles israelíes en ataques perpetrados por Hamás" y la "toma de al menos 245 rehenes". En sus investigaciones, la fiscalía habló con víctimas y supervivientes, incluidos antiguos rehenes, y analizó material audiovisual, declaraciones de miembros del movimiento islámico y pruebas de expertos.

"Estas personas planearon e instigaron la comisión de crímenes el 7 de octubre de 2023 y, a través de sus propias acciones, incluidas visitas personales a rehenes poco después de su secuestro, reconocieron su responsabilidad por esos crímenes. Sostenemos que estos crímenes no podrían haberse cometido sin sus acciones", subraya Khan.

En este sentido, Hamás ha condenado "enérgicamente" la petición de detención del fiscal y le ha acusado de "comparar a la víctima con el verdugo". Según la formación islamista, la decisión del Tribunal Penal "viola tratados y resoluciones internacionales" que otorgaron al pueblo palestino el derecho a "resistir la ocupación en cualquier forma, incluida la resistencia armada".

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.