Realme 9 y Realme 9 5G: la seducción del móvil 4G y la calidad-precio del modelo 5G

Cuando se ven dos móviles con la misma denominación, uno con 4G y otro con 5G, tiende a pensarse que más allá del factor de la conectividad son prácticamente idénticos. Sin embargo, cada vez se da menos esa circunstancia, como señalan el Realme 9 y el Realme 9 5G, bastante diferentes entre sí y con el rasgo común de lo interesante.

Al detenerse en las prestaciones se percibe que lo que tiene uno no lo tiene el otro. Uno llega hasta un punto y el otro, para compensar que no iguala ese aspecto, incide en otro. En la concepción de ambos, en el ‘reparto’ de especificaciones, se aprecia un juego de equilibrios, como ya se detectaba al probar y comparar el Realme 8 y el Realme 8 5G.

Como ocurría con sus predecesores, para nada puede hablarse de teléfonos gemelos o mellizos, sino que más bien son variantes diferenciadas. La marca los ha creado pensando en perfiles de usuario distintos. El Realme 9 resulta más completo y el Realme 9 5G tiene como gran reclamo la conectividad 5G de la mano de la calidad-precio, de ahí que recorte en algunas cuestiones. El primero cuesta 280 euros en la configuración de 6 GB + 128 GB ó 300 euros en la de 8 GB + 128 GB, y el segundo implica un desembolso de 250 euros (4 GB + 64 GB) o de 280 euros (4 GB + 128 GB). Con estos importes se ubican en el tercer escalón de precios de la serie 9, por debajo del Realme 9 Pro+ y del Realme 9 Pro y por encima del Realme 9i.

Realme se distingue por los diseños llamativos y desenfadados, tipo de plasmación que en este doble caso se materializa en el efecto ondulado de la trasera por sus brillos y reflejos. El fabricante ha desarrollado para ello un innovador proceso de revestimiento holográfico de ondulación. El color Dorado Duna, exclusivo del Realme 9, muy atrayente, simboliza el rasgo, también presente en el color Blanco Interestelar de ambos dispositivos. Cabe matizar que en Negro Meteorito no cuentan con este diseño.

Más allá del vistoso componente, los dos móviles exhiben un diseño de los que agradan, con su punto depurado y con buenos acabados. Ambos deparan comodidad en la mano, si bien la mayor ligereza y delgadez del Realme 9 propician que este se imponga en el apartado. Pesa 178 gramos y tiene 7,99 mm de grosor frente a los 191 gramos y 8,55 mm del 5G.

La diferencia de base entre variantes se encuentra en el procesador, el Qualcomm Snapdragon 680 en el caso del Realme 9 con 4G y del Snapdragon 695 en el del Realme 9 5G. Convencen, si bien en ocasiones ofrecen un rendimiento menos fluido de lo que cabía esperar. Los dos se rigen asimismo por Android 12 según la interfaz Realme UI 3.0.

El Realme 9 muestra una pantalla Super Amoled de 6,4 pulgadas con resolución FHD+ y tasa de refresco de 90 Hz. Por su parte, la del Realme 9 5G, de 6,6 pulgadas, sube la fluidez a los 120 Hz, rango para compensar la ausencia de la cuestión Amoled. Ambos paneles garantizan una buena experiencia. Eso sí, el 4G escenifica una calidad de brillo bastante superior.

El último modelo citado destaca por su cámara principal de 108 MP, alcance que de nuevo aparece en la gama media de la compañía, cuyo debut al respecto llegó con el Realme 8 Pro. Dispone del sensor Samsung HM6, del que se percibe el extra en términos de calidad y luminosidad. Esta cámara se conjuga con una ultra gran angular de 8 MP (campo de visión de 120 grados) y una macro de 2 MP.

Para el Realme 9 5G se apuesta por una cámara de 50 MP, alcance de megapíxeles más indicativo del nivel medio y que empieza a quitar presencia a los 48 MP que marcan la tendencia actual. La composición secundaria, una cámara para retratos en blanco y negro y una macro, remite a lo discreto y escaso.

La fotografía y los vídeos del primero gustan, sin alardes cautivadores, y los del segundo cumplen y satisfacen. Como apunte negativo, ninguno permite grabar en 4K. Entre otras funciones vistosas, contemplan el Modo Calle y el Efecto Diorama.

Coinciden en la batería de 5.000 mAh, capacidad que posibilita una autonomía estimable. No obstante, se quedan cortos en carga rápida, en especial el modelo 5G, con una modesta velocidad de 18W (33W en lo relativo al 4G, que recupera el total de la energía en hora y cuarto).

Si hablamos de sonido, cumplen pero este podría ser mejorable, ya que se echan en falta unos altavoces estéreo duales y una mayor inmersión (viene solo de un lado y se nota). En cuanto a otros detalles, ambos respetan la clásica toma de auriculares y el espacio para microSD. Asimismo, el 5G integra la detección de huellas en el lateral y el 4G en la propia pantalla, sensor que además permite que pueda medir la frecuencia cardiaca (dentro de Realme Lab).

¿Realme 9 o Realme 9 5G?

Realizada la comparativa, ¿cuál merece más la pena? Dentro de que los dos se adscriben a la gama media más que interesante, la balanza se decanta a favor del Realme 9, más seductor en líneas generales y más teléfono en lo que a especificaciones se refiere. Es una buena opción se si busca un móvil Realme y no urge de momento dar el paso el 5G. Y si se quiere entrar en la órbita de esta conectividad, la calidad-precio del Realme 9 5G lo hace apetecible aunque en despliegue resulte más limitado.

Ficha técnica del Realme 9 y del Realme 9 5G

  • Pantalla: Super Amoled 6,4 pulgadas (90 Hz) // 6,6 pulgadas (120 Hz)
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 680 // Snapdragon 695
  • ​Configuración: 6 + 128 y 8 + 128 // 4 + 64 y 4 + 128
  • Cámaras traseras: 108 + 8 + 2 // 50 + B/N + macro
  • Cámara frontal: 16 MP
  • Batería: 5.000 mAh (carga 33W // carga 18W)
  • Conectividad: 4G // 5G (4G)
  • Sistema operativo: Realme UI 3.0 (Android 12)
  • Otros elementos: dos nanoSIM, microSD, sensor huellas (4G en pantalla y 5G en el lateral)
  • Peso: 178 gramos // 191 gramos
  • Precio: desde 280 euros // desde 250 euros

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.