Recrean el rostro de un emperador chino que reinó hace 1.500 años gracias a su ADN

Un equipo de investigadores chinos ha reconstruido el rostro de un emperador que reinó en el país asiático hace 1.500 años a partir de restos de ADN antiguo, informa Popular Science.

El emperador Wu fue el gobernante de la dinastía Zhou del Norte desde el año 560 hasta el 578 d. C. La reconstrucción facial se detalla en un estudio publicado el 28 de marzo en la revista Current Biology.

El estudio arroja luz sobre la posible causa de muerte del emperador Wu y el patrón migratorio de un imperio nómada que alguna vez gobernó partes del noreste de Asia.

Como gobernante, el emperador Wu es conocido por construir un ejército fuerte y unificar la parte norte de China después de derrotar a la dinastía Qi del Norte. La tumba del emperador Wu fue descubierta en el noroeste de China en 1996. Los arqueólogos encontraron varios huesos, incluido un cráneo casi completo.

Desde entonces, las técnicas de investigación del ADN antiguo han avanzado y el equipo de este nuevo estudio pudo recuperar más de un millón de polimorfismos de un solo nucleótido (SNP) en su ADN.

Cada SNP (o recorte) representa una diferencia en un único componente básico del ADN. Los SNP se encuentran normalmente en todo el ADN y cada genoma humano tiene entre cuatro y cinco millones de ellos.

Los investigadores hallaron SNP que contenían información sobre el cabello y el color de la piel del emperador Wu. Los historiadores creen que era étnicamente xianbei , un antiguo grupo nómada que se encuentra principalmente en la actual Mongolia y el norte y noreste de China.

"Algunos estudiosos dijeron que los Xianbei tenían un aspecto 'exótico', como una barba espesa, un puente nasal alto y cabello amarillo", dijo en un comunicado el coautor del estudio y bioarqueólogo de la Universidad de Fudan, Shaoqing Wen. "Nuestro análisis muestra que el emperador Wu tenía características faciales típicas del este o noreste de Asia", añade.

Con los datos del SNP y el cráneo del emperador Wu, el equipo reconstruyó su rostro como una representación 3D utilizando el software Blender de código abierto. El programa se basa en la profundidad promedio de los tejidos blandos de los chinos modernos. También utilizaron el sistema HIrisPlex-S , que "predice rasgos humanos visibles externamente utilizando 41 SNP".

Los datos genéticos revelaron que tiene ojos marrones, cabello negro y "piel oscura a intermedia". Sus rasgos faciales también eran similares a los de partes del norte y este de Asia en la actualidad.

"Nuestro trabajo da vida a figuras históricas", dijo en un comunicado el coautor del estudio y paleoantropólogo de la Universidad de Fudan, Pianpian Wei. "Anteriormente, la gente tenía que confiar en registros históricos o murales para imaginarse cómo eran los pueblos antiguos. Podemos revelar la apariencia del pueblo Xianbei directamente", dijo.

El emperador Wu murió en 578 a la edad de 36 años. Algunos arqueólogos creen que murió de una enfermedad, mientras que otros dicen que el emperador fue envenenado por sus rivales.

El análisis de su ADN, utilizando una base de datos genética llamada Promethease, revela que tenía un mayor riesgo de sufrir un derrame cerebral, lo que podría haber contribuido a su muerte.

Según el equipo de investigadores, el hallazgo se alinea con los registros históricos que describen al emperador Wu con síntomas potenciales de un derrame cerebral: afasia, párpados caídos y marcha anormal.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.