Ribera pide ser "cuidadosos" ante un eventual impuesto a las eléctricas a pesar de la "consternación" que causan sus beneficios

El Gobierno sigue sin revelar si el decreto que aprobará el sábado para prorrogar las medidas económicas para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Ucrania incluirá algún impuesto o recargo especial sobre los beneficios de las eléctricas, pero de momento el ala socialista se muestra cuidadosa en torno a estas empresas. La vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha apuntado este jueves la necesidad de ser "cuidadosos" antes de gravar a las eléctricas, a pesar de reconocer la "consternación" que causan entre la ciudadanía sus beneficios, que ha apuntado que son los mayores del sector en toda la UE.

"Hay que ser cuidadosos sobre cómo se configuran los mecanismos normativos y fiscales para no entorpecer las necesidades de reinversión [de estas empresas]. Trabajamos de la mano con los expertos fiscales", ha afirmado Ribera en un desayuno informativo. Ha advertido también de la necesidad de "evitar un diseño mal planteado que pueda terminar trasladándose a los precios", es decir, que una subida de impuestos a las eléctricas termine en una subida de la factura de la luz.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró ayer que el impuesto sobre los beneficios extraordinarios de las eléctricas está "decidido" y "comunicado", pero el ala del PSOE del Ejecutivo, a la que también pertenece Ribera, sigue sin concretar si el sábado habrá alguna medida en este sentido, tal y como exige Unidas Podemos. Las ministras socialistas -también la de Hacienda, María Jesús Montero- se han manifestado más bien en la línea de esperar a la elaboración de los próximos Presupuestos Generales del Estado, para 2023, para estudiar incluir allí alguna nueva figura impositiva sobre los beneficios caídos del cielo de las eléctricas.

Ribera no ha ido más allá este jueves, con un mensaje que por momentos pedía "cuidado" sobre el efecto que puede tener un impuesto específico, al mismo tiempo que se reafirmaba en declaraciones pasadas sobre la falta de trasparencia de estas compañías y apuntaba a los elevados beneficios que confirman los balances que se están publicando estos días.

"La presentación de resultados de las eléctricas en estos meses son muy abultados y eso genera cierta consternación por parte de los consumidores", ha dicho Ribera en un desayuno informativo. "También es cierto que, según datos de Eurostat, las eléctricas españolas tienen rendimientos por encima de la media de las empresas de la UE y eso es otro punto de consternación", ha añadido.

Sin embargo, estos hechos no hacen que por el momento el ala socialista del Gobierno se decida a confirmar si, en el decreto del sábado, se gravará específicamente a las eléctricas por los beneficios que están obteniendo en estos momentos, cuando el precio que están cobrando por tecnologías baratas con las que generan electricidad, como las renovables, es superior al ordinario, ya que el elevado precio del gas, que marca el de todos los demás, tira de todos hacia arriba. Desde el 15 de junio esta tendencia se ha mitigado con el tope al precio del gas, que limita a 40 euros el MWh lo que se paga por todas las demás energías.

De hecho, esta minoración de los beneficios por la vía del límite al precio del gas es uno de los argumentos de Ribera para pedir ser "cuidadosos" a la hora de fijar un nuevo impuesto. "Es también un esfuerzo notable y supone una reducción importante", ha dicho.

Lo que sí incorporará el decreto será una segunda rebaja del IVA a la electricidad, que pasará del 10 a 5%, según anunció este miércoles el presidente, Pedro Sánchez. Se trata de una medida que enmienda las palabras de Ribera pocos días antes, cuando calificó de "cosmética" la insistencia del PP de recortar impuestos, como finalmente hará el Ejecutivo.

Este jueves, la vicepresidenta se ha mantenido en la línea de que bajar impuestos no soluciona el problema de raíz, aunque sí ha reconocido que es una medida a corto plazo que puede ayudar a afrontar en lo "inmediato" la carestía de la electricidad.

"Es importante entender que con rebajas fiscales no se resuelve el problema. Son medidas inmediatas, a corto plazo, pero lo que necesitamos es acelerar los cambios estructurales", ha dicho.

"Dedicarnos solamente a cuestionar la fiscalidad o pensar que la transferencia de recursos presupuestarios a los consumidores no tiene límites es ver la realidad de una manera distorsionada" , ha añadido.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.