Rivera también reta a Sánchez a un cara a cara entre "los dos modelos de España" porque Casado "vive en el pasado"

EMILIO ORDIZ

Albert Rivera

Expectación. Eso es lo que genera Ciudadanos en las últimas semanas. Pero también dudas. Las primarias han abierto la polémica en la formación naranja, y por eso Albert Rivera quiso mostrar unidad en la presentación de los cabezas de lista para las elecciones generales. Bien rodeado, el líder liberal hizo una firme defensa de la España que quiere y reiteró que cuenta con "el mejor equipo".

En una convención express, Rivera elevó la voz y dijo que los suyos van a "gobernar" y van a "echar a Sánchez". El presidente de Cs apuntó que "somos el partido que va a gobernar con los mejores", con un Gobierno "transversal". Quiere conseguir eso "sin recetas del pasado, como Casado", y advirtió de que el país lleva "una década parado" y que el reto de su formación es "gobernar durante una década" porque España "necesita gobiernos estables".

Albert Rivera, por otra parte, emuló la fórmula de Casado y pidió a Sánchez un "cara a cara" entre los "dos modelos de España". Y afeó al líder del PP que siga "viviendo en el pasado". Desde Cs quieren "una nueva etapa de poner las cosas en su sitio".

"Pensad dónde vamos a dejar España después de una década", dijo. Uno de los puntos fuertes de Rivera y su proyecto es combatir el independentismo. "Casado ya ha dicho que volverá a gobernar con los nacionalistas -en referencia al PNV-". En ese sentido, lanzó una proclama: "Yo me comprometo a gobernar España sin pactar con los que han intentado romper España".

Más allá de las polémicas, Rivera defendió los fichajes y aseguró que se trata de una "suma de talento". "Normalmente la gente se suma cuando ve futuro, y se marcha cuando ve pasado", comentó en referencia tanto a PP como a PSOE. "Veo mucha gente potente que va a estar en un Gobierno de España". Rivera quiso también marcar distancia con Vox. "Las autonomías y el Estado son lo mismo, son España, y tienen que trabajar por la igualdad de los españoles".

A lo largo de su exposición, Albert Rivera se alejó de la disyuntiva entre izquierda y derecha. "Yo voy con España", sentenció el presidente naranja, que quiere dejar atrás "las etiquetas obsoletas, que se han quedado antiguas en todo Europa". Sobre esto, citó a Barack Obama: "Quien divide una sociedad tiene muy difícil gobernar esa sociedad".

"Gente que votó al bipartidismo, está llegando a Ciudadanos", sentenció Rivera, quien quiso dejar claro que el voto "es de los ciudadanos", por mucho que haya formaciones quieran "hacerlo suyo". Entre los aplausos de la sala, el líder naranja reivindicó su papel: "Lo que les preocupa a algunos es que somos imparables". Y para respaldar esto se acogió a los últimos resultados en Cataluña y en Andalucía. "Vamos a hacer lo mismo a nivel nacional", terminó.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.