Síndrome del ojo seco, una afección muy frecuente en otoño: ¿cuáles son sus síntomas? ¿Se puede prevenir?

El ojo seco es una patología crónica que se intensifica durante la época otoñal y que puede provocar serias molestias, dificultades de visión e incluso lesiones oculares. Por esta razón es fundamental adoptar una serie de recomendaciones para prevenir su aparición.

Este síndrome afecta a aproximadamente el 30% de la población y generalmente es provocado por una ineficiente o escasa producción de lágrimas o por una excesiva evaporación, según explican en el Instituto de Microcirugía Ocular (IMO). También puede deberse a una mala calidad de la lágrima por problemas de las glándulas de Meibomio o por una inflamación del párpado, añaden.

Las personas que padecen esta afección ocular suelen presentar de forma frecuente los siguientes síntomas:

Este problema ocular suele afectar más a personas mayores de 50 años y a las mujeres, debido a los cambios hormonales, pero también puede afectar al resto de grupos de la población. Como detallan desde el departamento de oftalmología de Quirónsalud, los factores de riesgo asociados son:

La detección precoz con controles rutinarios es fundamental para evitar complicaciones, sobre todo en el caso de personas con factores de riesgo. Los especialistas del IMO ofrecen una serie de consejos para controlar esta afección crónica.

En primer lugar, la higiene palpebral es clave para "eliminar el exceso de bacterias y de grasa de los bordes de los párpados, lo que puede empeorar la calidad de la lágrima". Por eso, se aconseja aplicar calor sobre los párpados durante unos minutos con compresas calientes, masajearlos y limpiar los bordes con productos específicos.

Las personas que utilicen lentillas tienen que tomar más precauciones y conservarlas siempre húmedas para evitar la sequedad. Asimismo, los factores ambientales también influyen, por lo que los expertos aconsejan evitar la calefacción y el aire, utilizar humidificadores, proteger los ojos con gafas o hidratarlos con lágrimas artificiales.

Un hábito saludable para los ojos que se puede realizar de forma diaria es el descanso visual cada 20 minutos, sobre todo si trabajamos frente a pantallas, para evitar que se resequen.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.