¿Qué son las VPN? Los usuarios las usan para acceder a contenido ilegal o para pagar menos por Netflix

Las redes privadas virtuales, más conocidas por sus siglas en inglés VPN, son servicios que garantizan la privacidad del usuario en Internet. A través de ellas, los internautas pueden cifrar su conexión y mantener su anonimato mientras navega, compra o realiza operaciones bancarias en línea.

Su origen se remonta a 1996 y fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Columbia y AT&T Bell. Víctor Rodríguez, Program Manager de Ironhack, apunta para 20BITS que este equipo creó Swipe (Software IP Encryption Protocol), "la que se considera la primera forma de VPN de la historia pública".

"Antes, entre 1992 y 1995, la Marina de Estados Unidos estuvo trabajando en un sistema denominado SIPP (Simple Internet Protocol Plus) que ya permitía el cifrado de datos sobre la capa IP", menciona Rodríguez.

David Ayala, CEO de la agencia de marketing SEOluciones, explica para 20BITS que el sistema de la Armada estadounidense "todavía no se consideraba una VPN como tal", pero sí que fue su 'antecesor'.

¿Lo que buscamos en VPN queda registrado?

Pablo F. Iglesias, CEO de la consultora de reputación online CyberBrainers, afirma para 20BITS que"“todo lo que hacemos en Internet deja un rastro". A pesar de que las VPN sean herramientas que protegen nuestros identificadores y los datos que compartimos de "un potencial tercero interesado", el experto recuerda que esto no cambia, aunque usemos estos servicios.

"La única diferencia es que con una VPN nos aseguramos que lo que sale y entra de nuestro dispositivo está cifrado de punto a punto (de nuestro dispositivo al servidor VPN) -explica Iglesias-. Por lo tanto, aunque haya un tercero escuchando en el medio, lo que verá serán caracteres raros que no tienen sentido (necesitaría romper el cifrado para poder ver, por ejemplo, este texto que te estoy enviando)".

Ayala detalla que el historial de navegación "no quedaría registrado por nuestro proveedor de servicios de Internet, sin embargo, eso no significa que quien nos da el servicio de VPN sí que pueda ver lo que estamos haciendo".

¿Las VPN son seguras?

No todas las VPN son seguras y, por ello, Iglesias recomienda usar aquellas que sean de pago y que estén gestionadas “por compañías con una amplia trayectoria”. El CEO de CyberBrainers comenta que ha habido casos de VPN gratuitas "que traficaban con los datos de sus clientes, así que mejor apostar por las de pago y evitarnos problemas futuros".

Rodríguez recalca que las VPN son seguras "siempre y cuando usemos una de una compañía contrastada". No obstante, asegura que "debemos desconfiar de los servicios gratuitos porque si no pagamos con dinero estaremos pagando con cualquier otra 'moneda' valiosa", como nuestros datos.

Los principales usos de las VPN

Por lo general, Iglesias explica que las VPN se usan mucho durante las jornadas laborales, para evitar fugas de información: "Los trabajadores de una compañía utilizan la VPN de la empresa para emular que están en la oficina y acceder a los contenidos que tienen subidos al servidor o intranet".

"Si estamos teletrabajando es evidente que no estamos conectados a la red de la empresa -informa Rodríguez-. Sin el control de la empresa, sus datos pueden quedar expuestos y es por ello que suelen instalar en los equipos corporativos este tipo de sistemas".

Sin embargo, ese no es el único uso que se le da, puesto que muchos recurren a esta herramienta para proteger sus datos cuando se conectan desde redes inseguras, como las públicas.

Ayala señala que existen "publicidades que se muestran en función de la región desde donde lo busques, por lo tanto, con una VPN de diferentes localizaciones puedes conseguir ver las cosas como las vería alguien de ese lugar". Esta función es muy útil para el marketing.

Además, existen usuarios de otros países que usan estas redes para acceder a contenido que en sus países están censurados. Por ejemplo, en China, está prohibido el contenido pornográfico, y ha habido varias compañías que han dejado de ofrecer sus servicios en Rusia.

A través de VPN, los internautas pueden acceder a las páginas que no están presentes en sus países. "Simplemente con emular que están en, por ejemplo, España, podrán acceder, saltándose los controles que quizás tenga la operadora estatal", señala Iglesias.

Servicios más baratos gracias a las VPN

"Algunos tienen contratados servicios como Netflix en países como Turquía, donde el precio de la suscripción es muchísimo más bajo", apunta el CEO de CyberBrainers. Así, los usuarios pueden fingir ser ciudadanos turcos y acceden sin problema al contenido español.

Además, usando las VPN, los internautas también se pueden saltar las limitaciones de licencias nacionales e internacionales. Iglesias explica que "es posible utilizar una VPN para emular que estamos en EEUU con nuestra cuenta española y ver las series y películas de allí o viceversa".

También hay empresas que ponen ofertas especiales de viajes para solo algunos países donde quieren conseguir clientes. Ayala explica que algunos usuarios pueden usar VPN para aprovecharse de dichas promociones: "Es tan sencillo como tener una VPN con servidor en ese país y conectarte".

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.