¿Tengo que declarar el Ingreso Mínimo Vital en la declaración de la Renta 2023-2024?

Este 3 de abril comienza la campaña para presentar (de momento, solo vi online) la declaración de la Renta, y los contribuyentes se informan estos días de plazos, procedimientos y mínimos exentos para conocer si están obligados a presentar el borrador.

En ese sentido, aparte de los mínimos exentos, hay una serie de supuestos en los que, aunque no alcancen esas cantidades ingresadas a lo largo del año, los contribuyentes están obligados a realizar el borrador. Es el caso, por ejemplo, de los perceptores del Ingreso Mínimo Vital, que deben presentarlo "con independencia de la cuantía de sus ingresos", según explica la Agencia Tributaria.

¿Cómo se declara el Ingreso Mínimo Vital en la Renta?

Sin embargo, Hacienda aclara que la cuantía del IMV en sí misma es una renta exenta y no es necesario incluirla en la declaración, aunque sea obligatorio presentar la misma para sus perceptores.

¿Qué se debe declarar entonces si percibes el IMV? La Agencia Tributaria explica que habrá que declarar "como rendimientos del trabajo, las cuantías que superen los 12.600 euros (1,5 veces el IPREM)". Además, la administración explica que, en el caso de se perciban otras ayudas además del IMV, como la renta mínima de inserción o ayudas autonómicas o municipales, "solo se debe declarar, y tributar, por ese exceso".

En la mayoría de los casos, será un trámite sencillo

Según explica Hacienda, en la mayoría de los casos, para los perceptores del IMV que realicen la Renta, esta será muy sencilla, ya que al no haber ingresos que incorporar la cuota será cero (ni a pagar ni a devolver), siempre en el caso de que no se hayan obtenido otras rentas.

En 2024, el Ingreso Mínimo Vital está fijado en tablas recogidas por la Seguridad Social, constando cuantías que oscilan entre los 7.250,52 anuales para un adulto hasta los 19.141,56 para familias formadas por dos adultos y tres o más menores.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.