La UE impulsa su vertiente científica tras las lecciones extraídas de la pandemia y la guerra: "Ahora sabemos que debemos trabajar juntos"

En los últimos dos años la UE ha roto muchos temas que eran tabú en un pasado reciente. Desde la pandemia, el planteamiento de una Unión Europea de la Salud ha ido cobrando fuerza con el apoyo de todas las instituciones a falta de avances hacia una mayor integración. Este ha sido, de hecho, uno de los temas más relevantes en la Conferencia sobre el Futuro de Europa (CoFoE) y también uno de los pilares de la ONE Conference, un evento capitaneado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), que busca un enfoque conjunto para "la salud, el medioambiente y la sociedad".

"Ahora sabemos que debemos poder trabajar juntos en el campo de la salud", defendió en la ONE la comisaria del ramo, Stella Kyriakides, que además reconoció que tanto la pandemia de Covid-19 como la guerra en Ucrania "hacen que nuestra transición hacia sistemas alimentarios sostenibles sea aún más importante". Por su parte, el director ejecutivo de la EFSA, Bernhard Url, también lanzó un mensaje en este sentido: "Es oportuno definir también las necesidades de investigación desde una perspectiva de cooperación y las agencias tienen que estar preparadas para adaptarse y ser agentes de cambio en apoyo de la investigación transdisciplinaria".

De esta forma, la ONE Conference planteó cuatro objetivos fundamentales: examinar la seguridad de los alimentos y los piensos desde una perspectiva más amplia de sostenibilidad, explorar los posibles avances en la ciencia de la evaluación de riesgos, reflexionar sobre los futuros objetivos estratégicos y las direcciones de la ciencia reguladora, y contribuir a los nuevos objetivos políticos, como el Green Deal de la Unión Europea.

Precisamente, entre las más de 300 propuestas recogidas en la CoFoE se aboga porque la UE acoja las competencias en Sanidad, que ahora está en manos de los países. La meta es una mejor coordinación en caso de crisis como la pandemia de Covid-19. De hecho, en el caso concreto de las propuestas recogidas a nivel de España se llama al refuerzo del papel de las Eurociudades y el aprovechamiento de los recursos incluidos en el programa EU4Health para una mejor respuesta ante las crisis sanitarias en el ámbito transfronterizo, con especial atención a la dotación de recursos en materia de salud mental.

Durante los últimos meses la Comisión Europea ha puesto en marcha una nueva Autoridad Europea de Preparación y Respuesta ante Emergencias Sanitarias (HERA) "para las emergencias sanitarias a fin de desarrollar, producir y adquirir contramedidas médicas antes y durante una crisis sanitaria". HERA, tal como recoge el Ejecutivo comunitario, tiene por objeto: "mejorar la coordinación de la seguridad sanitaria en la UE antes de las crisis y durante ellas, reunir a los Estados miembros de la UE, la industria y las partes interesadas pertinentes, desarrollar, producir, adquirir, almacenar y distribuir equitativamente contramedidas médicas y reforzar la arquitectura de respuesta a emergencias sanitarias mundiales". A esto habría que añadir además una estrategia farmacéutica que siga la línea del plan conjunto de vacunación frente a la Covid.

Asimismo, el Parlamento Europeo dio luz verde al acuerdo para reforzar -a partir de marzo- el papel de la EMA, con más competencias y recursos, de manera que pueda coordinar a los Estados miembros y "actuar con mayor agilidad en caso de nuevas crisis sanitarias como la vivida por la pandemia". Habrá, en el marco de estos cambios, una nueva plataforma europea de recopilación de datos para el seguimiento y alerta rápida en caso de falta de medicamentos en una crisis sanitaria, con el objetivo de evitar situaciones de emergencia de salud pública.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.