La vitamina perfecta para potenciar la memoria ante los exámenes, según una profesora de Harvard

Con la llegada de la temporada de exámenes, los estudiantes buscan cualquier ventaja que les ayude a mejorar su rendimiento académico. Una de las áreas clave para sobresalir en los estudios es la capacidad de memoria y concentración. Una nutrición adecuada puede desempeñar un papel crucial en potenciar estas habilidades cognitivas esenciales. Y, en concreto, existe una vitamina ideal para lograrlo, según coinciden tanto la empresa Herbalife, multinacional especializada en nutrición, como Uma Naidoo, psiquiatra nutricional de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard.

La importancia de la memoria y la concentración

Nuestro cerebro es el centro de control de nuestro cuerpo, responsable de funciones vitales como sentir, reflexionar, movernos, aprender y recordar. La memoria nos permite almacenar y recuperar información, como conocimientos adquiridos, experiencias vividas y personas conocidas a lo largo de nuestra vida. La concentración, por otro lado, nos permite enfocar nuestra atención en una tarea específica sin distracciones. Ambas habilidades son fundamentales para una función cognitiva óptima en todas las etapas de la vida.

¿Cómo apoyar el bienestar cerebral?

Para mantener nuestro cerebro en su mejor forma, es crucial proporcionar los nutrientes adecuados a través de una dieta equilibrada, una buena hidratación y ejercicio regular. Aquí es donde entran en juego las vitaminas y otros nutrientes esenciales.

Las vitaminas clave para la memoria y la concentración

Herbalife destaca varias vitaminas que son especialmente beneficiosas para la memoria y la concentración:

Vitamina B1 (Tiamina): Es vital para el funcionamiento normal del sistema nervioso, ya que participa en el metabolismo energético de las células nerviosas.

Vitamina B2 (Riboflavina): Precursor de flavocoenzimas necesarias para el metabolismo mitocondrial, apoyando la función normal del sistema nervioso.

Vitamina B3 (Niacina): Contribuye al metabolismo energético normal, y su deficiencia puede afectar el sistema nervioso.

Vitamina B6: Participa en múltiples procesos químicos en el cuerpo, favoreciendo el funcionamiento normal del sistema nervioso.

Biotina: Apoya la función normal del sistema nervioso.

Vitamina B12 (Cobalamina): Importante para la síntesis de neurotransmisores, contribuyendo al funcionamiento normal del sistema nervioso.

Vitamina C (Ácido Ascórbico): Actúa como antioxidante y es crucial para numerosas reacciones enzimáticas, apoyando la función cognitiva y previniendo el deterioro cognitivo.

La doctora Uma Naidoo, de la Universidad de Harvard., es autora del libro "Lo que la comida le hace a tu cerebro". En una entrevista a la BBC, la experta en nutrición respondió: "La mejor vitamina que cubre muchos aspectos relacionados con la salud del cerebro es la vitamina B. Son varias y cada una tiene una función importante para el cerebro".

La mejor vitamina que cubre muchos aspectos relacionados con la salud del cerebro es la vitamina B

¿En qué alimentos podemos encontrar las vitaminas B?

Según Naidoo, los alimentos que aportan vitamina B son, entre otros, las lentejas, los garbanzos, las nueces, verduras como las espinacas, el brócoli o la lechuga, frutas como el melón o las fresas, pescados como el atún o el salmón, y carnes blancas como el pollo o el pavo.

Otros nutrientes que impulsan la memoria

Además de las vitaminas, varios otros nutrientes son esenciales para el bienestar cerebral:

Magnesio: Importante para varios procesos corporales, incluyendo el apoyo al sistema nervioso.

DHA (Ácido Docosahexaenoico): Un ácido graso esencial para el desarrollo y la funcionalidad del cerebro y el sistema nervioso.

Potasio: Ayuda a reducir el riesgo de accidentes cerebrovasculares y apoya el funcionamiento normal del sistema nervioso.

Yodo: Fundamental para la producción de hormonas tiroideas, cruciales para el desarrollo neurológico y el metabolismo.

Cobre: Necesario para la producción de neuro péptidos y neuro-hormonas, ayudando al desarrollo cerebral y al funcionamiento normal del sistema nervioso.

Hábitos para una buena memoria

Además de una nutrición adecuada, adoptar ciertos hábitos puede mejorar significativamente la memoria y la concentración:

Mantente activo: La actividad física regular tiene un impacto positivo en la función cognitiva.

Agiliza tu mente: Participa en actividades que estimulen tu mente, como crucigramas, sudoku o aprender algo nuevo.

Planifica: Organizar y planificar tus tareas diarias puede ayudarte a centrar la información y ejercitar la memoria.

Obtén suficientes horas de sueño: Dormir entre siete y nueve horas al día es crucial para el funcionamiento cognitivo.

Alimentación nutritiva: Una dieta balanceada que incluya todos los grupos alimenticios y evite alimentos altos en sodio, grasas saturadas y azúcares refinados es fundamental para la salud cerebral.

Referencias

1. Directrices de la OMS sobre actividad física y hábitos sedentarios: de un vistazo [WHO guidelines on physical activity and sedentary behaviour: at a glance]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2020. Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO.

¿Quieres recibir los mejores contenidos para cuidar tu salud y sentirte bien? Apúntate gratis a nuestra nueva newsletter.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.