Vox se fundó con un millón de euros del exilio iraní

20MINUTOS

Santiago Abascal

 Vox se habría fundado con un millón de euros del exilio iraní y el dinero de las transferencias internacionales de los seguidores del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI) acabó en una caja común que sirvió para abonar salarios, fianzas y alquileres desde su inicio, en 2013, según ha publicado el diario El País en su edición de este lunes.

Al parecer, el exilio iraní no sólo pagó la campaña electoral europea de Vox de 2014, sino que su dinero costeó también el día a día de este partido desde su creación hasta la llegada de esos comicios.

Gastos como la fianza y el alquiler de la céntrica sede de la formación en la calle Diego de León de Madrid, los salarios de la plantilla, el sueldo del líder, Santiago Abascal (que en 2014 ocupaba el cargo de secretario general), muebles y ordenadores habrían corrido a cargo del caudal económico extranjero, según el diario.

Alejo Vidal-Quadras, primer presidente y fundador del partido, señala que estas donaciones (la primera de las cuales, por valor de 1.156,22 euros, fue recibida el mismo día que la formación se inscribía en el registro de partidos políticos del Ministerio de Interior, el día 17 de diciembre de 2013) no sólo sirvieron para aquella campaña, sino también para "poner en marcha Vox". Así, después de aquello el partido recibió 971.890,56 euros hasta abril de 2014. Según Vidal-Quadras, "Santiago Abascal estuvo al tanto de todo, le expliqué mi relación con el CNRI y le dije que nos financiarían. Le pareció bien. Estaba encantado. No puso ninguna pega".

Los Muyahidines del Pueblo de Irán

El CNRI es el ala política de los Muyahidines del Pueblo de Irán (MEK) (considerado como tal por numerosas entidades, que incluyen al FBI; el propio MEK lo reconoce como tal y ambas organizaciones comparten líder y oficinas) y fundado por el líder de este grupo (Masud Rajavi). Aglutina a una serie de partidos muy diferentes que comparten la oposición al régimen de los ayatolás y ha sido considerado Organización Terrorista por Estados Unidos, Canadá, Irán e Irak, y lo estuvo por la Unión Europea hasta 2009.

En origen este grupo, de orientación socialista e islámica (una suerte de versión confesional del socialismo Baaz que aupó a dirigentes como Sadam Hussein o Bachar Al-Assad) se alineó con los partidarios del Ayatolá Jomeini durante la Revolución Islámica de 1979, que acabó con el reinado del Shah Pahleví e instauró la actual República Islámica de Irán.

Sus desavenencias con el régimen de los Ayatolás comenzaron a partir del triunfo de la revolución, como resultado de una lucha de poder entre las diversas facciones que habían combatido a la monarquía, y eventualmente resultaron en violencia callejera y la ilegalización del grupo (entre numerosos otros) en 1981. 

El CNRI recoge demandas que incluyen la nacionalización de todos los negocios extranjeros dirigidos por iraníes y la lucha antiimperialista (especialmente contra Estados Unidos y sus aliados). La propia organización ha reconocido numerosos actos de terrorismo, que, según el propio grupo, habrían provocado 40.000 bajas "sólo iraníes". Estos ataques a menudo han sido auspiciados por el régimen de Hussein, especialmente los dirigidos contra población kurda y chií iraquí, incluyendo ataques químicos.

Igualmente, han sido denunciados por organizaciones como Human Rights Watch de tortura y serios abusos contra los derechos humanos, incluso ejercidas sobre sus propios miembros a modo de medidas disciplinarias.


Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.